Archivo de Público
Viernes, 4 de Marzo de 2011

El PP presume de regeneración con Camps como protagonista

Defiende «actuar» ante «cualquier supuesto de denuncia o procedimiento judicial», en contraste con el comportamiento de Rajoy en el caso 'Gürtel'

MARÍA JESÚS GÜEMES ·04/03/2011 - 23:50h


El Partido Popular quiso dar hoy una lección de regeneración con Francisco Camps como protagonista principal del acto de presentación de sus candidatos autonómicos en Palma.

Los conservadores presentaron su programa marco y el manifiesto que todos van a suscribir asumiendo "un compromiso de transparencia y rendición de cuentas permanente". "El PP no acepta la corrupción. Luchará contra ella en todos los ámbitos de la vida pública", defienden en su documento.

El PP pide «celeridad» en la lucha contra la corrupción

El discurso chirría con la imagen. Absolutamente incompatibles. En primera fila estaba, desde las cinco de la tarde, el president de la Generalitat, imputado por el caso de los trajes que le regaló la trama Gürtel. Camps está, además, pendiente de una investigación por tres informes elaborados por la Policía y Hacienda, que aportan datos sobre la presunta financiación ilegal del PP valenciano.

Pero eso no se quiso tener en cuenta. La formación liderada por Mariano Rajoy estaba inmersa en otro asunto: comprometerse a hacer en el futuro todo lo que en la actualidad incumple.

En un capítulo de su oferta electoral, el PP mantiene que la lucha contra la corrupción es "uno de sus objetivos principales", porque el sistema democrático "no debe quedar nunca en entredicho por actitudes permisivas, indolentes o exculpatorias ante la gravedad de determinados comportamientos".

Cospedal: Griñán «debería haber dimitido» con un sólo ERE irregular

Además, pide someter a un mayor control y fiscalización los ingresos, el patrimonio, las actividades privadas y las actuaciones de todos los cargos públicos. Para favorecerlo, explican que su intención es publicar las retribuciones de estos de forma íntegra.

También ve conveniente profundizar en la transparencia y para ello propone publicar detalladamente los procedimientos de concesión de contratos, subvenciones y ayudas con determinación de la cuantía y del beneficiario.

Juan Manuel Moreno, responsable de Política Territorial, lo resumió perfectamente anunciando la creación de "un portal de la transparencia completamente innovador".

Esperanza Aguirre y Juan Vicente Herrera faltaron a la cita

"La respuesta ante los casos de corrupción debe ser justa y contundente", destaca también el texto que se distribuyó en el acto. Para ello, exigen una reforma del Código Penal, ampliando y endureciendo los tipos penales relativos a la corrupción y "adecuando las sanciones para que sean ejemplarizantes, proporcionadas y disuasorias".

El PP también aconseja que para estos casos se actúe con "celeridad" en las administraciones públicas. Y anuncia la creación de una auditoría interna en el seno del partido para velar por el cumplimiento del código de buenas prácticas. Algo que no es ninguna novedad porque ya lo propuso en su Código Ético de diciembre de 2009 y en todo este tiempo nunca lo ha puesto en marcha.

Pero por si fuera poco, la derecha proclama que actuará "ante cualquier supuesto de denuncia o incoacción de procedimientos judiciales". Frente a este mensaje, los hechos.

El PP se mueve en una contradicción y ambigüedad permanentes. Y más con Camps. "Es un caso diferente", insisten acusando a la Fiscalía de "doble vara de medir" y sin querer tener en cuenta que el Supremo reabrió la causa por estimar que existían indicios de delito de cohecho continuado.

Rajoy habla de su inocencia y, arriesgando, ha decidido ratificarlo como candidato. Pero dentro de sus siglas no todos hacen lo mismo. El presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, no tiene pensado llevar a ningún imputado en sus listas electorales.

Los conservadores en Balears quieren ofrecer una cara nueva y limpia ante la mancha que dejó Jaume Matas. El ex presidente conservador del Govern balear eludió prisión con tres millones de fianza por el caso Palma Arena y el miércoles pasado afrontó otra de 1,6 por el caso Ópera.

La formación de Bauzà quiere enterrarlo. Este ha asegurado este viernes que las encuestas le daban buenas expectativas. Con Matas, reconocía, no tienen trato y explicaba que no coincidían desde hace tiempo. Lejos queda ya cuando Rajoy lo ponía de "ejemplo" de la gestión que él quería aplicar para España.

Cospedal alaba a Bauzá

La iniciativa de Bauzá fue elogiada por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal durante su intervención. La mano derecha de Rajoy dijo que su compañero de partido "encarna la regeneración democrática". "Es evidente que los ciudadanos de Baleares lo necesitan. Es un cambio muy evidente en estas elecciones y la ilusión de otra forma de gobernar", dijo en repetidas ocasiones.

María Dolores Cospedal aprovechó para cargar contra el Gobierno socialista y remover los escándalos de los socialistas: "Con un ERE irregular, Griñán debería haber dimitido". "Nosotros vamos a eliminar los fondos de reptiles", garantizó mientras exigía responsabilidades.

En las filas del PP minimizan lo de Camps diciendo que "son sólo tres trajes", pero piden la dimisión del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, y del presidente de la Junta, José Antonio Griñan.

En el acto de este viernes, y a la espera del encuentro de Rajoy con Camps, todos se entretenían haciendo cábalas con la posibilidad de que Zapatero anuncie su marcha y convoque generales. La mayoría no lo veía factible. No les parece raro que dé paso a un sucesor pero dudan del adelanto. Acudieron todos los candidatos excepto el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y Esperanza Aguirre, que prefirió no desplazarse hasta estar recuperada.