Archivo de Público
Viernes, 4 de Marzo de 2011

España promueve una intervención de la OTAN en Libia

Chacón afirma que la Alianza Atlántica espera a que la ONU avale una operación "con fines humanitarios"

IÑIGO ADURIZ ·04/03/2011 - 01:00h

El Gobierno apoya y promueve una intervención militar de la OTAN en Libia inminente y de "carácter humanitario". Así lo anunció ayer la ministra de Defensa, Carme Chacón, que quiso aclarar que esa operación de la Alianza Alántica deberá contar con el beneplácito del Consejo de Seguridad de la ONU. Los aliados mantendrán una reunión la próxima semana, en la cual "el primer punto del día" será la delicada situación que vive el pueblo libio, explicó Chacón durante una visita al Instituto Tecnológico Militar de La Marañosa, en Madrid.

De cara a ese encuentro, la titular de Defensa señaló que tanto España como otros países socios de la OTAN "han dejado claro" que su deseo es que, "de forma rápida", la ONU "pudiera avalar cualquier intervención que con fines humanitarios pudiera llevarse a cabo" en Libia. "Los esfuerzos se están concentrando", insistió, "en que Naciones Unidas pueda llevar a cabo esa resolución que permita avanzar a organizaciones como la Alianza".

El PP reclama al PSOE «la misma claridad» con otras "injerencias"

Esa previsible intervención contaría con el respaldo del PP. Su portavoz de Exteriores, Gustavo de Arístegui, aseguró, en declaraciones a este diario, que "por supuesto" que el partido apoyaría un despliegue humanitario de la OTAN.

Sin embargo, el portavoz conservador utilizó este asunto para lanzar una nueva crítica a los socialistas. "Me gustaría que el PSOE tuviera una posición coherente respecto a las injerencias humanitarias", advirtió. En su opinión, en otros casos "como en el de Kosovo", el Gobierno "ha sido más ambiguo" a la hora de apoyar una intervención militar. Arístegui exigió a los socialistas "que cuando gobierne el PP y el Ejecutivo exija una injerencia humanitaria, el PSOE mantenga la misma claridad" que en el caso libio.

La formación que en ningún caso dará su visto bueno a esa intervención en Libia será Izquierda Unida. Su único diputado en el Congreso, Gaspar Llamazares, consideró que la voluntad expresada ayer por el Gobierno "es una locura casi mayor que el propio régimen de Gadafi".

IU ve la propuesta como "una locura casi mayor que el régimen de Gadafi"

"No acepto ese eufemismo de intervención humanitaria", advirtió Llamazares, que aseguró que tras esa calificación "puede esconderse una intención de intervenir en el país por tierra o por aire". A su juicio, se deben mantener "los mecanismos de embargo" al régimen libio, pero IU no aceptará "lo que en términos internacionales se llama imposición de la paz".

Su grupo solicitará la comparecencia de la ministra de Defensa en la Cámara Baja para que explique "sin ambigüedades" a qué se refiere con su respaldo explícito a una intervención de la OTAN.

Medios aéreos y navales

Chacón también explicó ayer que el Gobierno pondrá "todos los medios aéreos y navales necesarios" para realizar cualquier tipo de evacuación. Ayer mismo, la Agencia Española de Cooperación Internacional envió a la Djerba en la frontera entre Libia y Túnez un avión para evacuar a los ciudadanos egipcios allí atrapados. Ese MD82 se convertirá en una especie de puente aéreo entre la mencionada localidad tunecina y El Cairo, y prevé trasladar a 4.000 personas a lo largo de una semana.

Chacón, por otro lado, aseguró ayer no tener constancia de que el movimiento de tropas de EEUU ante una posible intervención en Libia haya puesto en alerta las bases de uso conjunto de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla).