Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

Ohio despoja del derecho de huelga a los funcionarios

Sigue la estela de Wisconsin con una durísima ley contra los sindicatos

ISABEL PIQUER ·03/03/2011 - 23:00h

Mientras en Wisconsin sigue la batalla entre el gobernador republicano, Scott Walker, y los sindicatos de funcionarios que luchan por mantener su derecho a la negociación colectiva, en Ohio, los conservadores, en el mismo frente, se han apuntado una victoria contra sus funcionarios públicos, a los que acaban de despojar, entre otros, de su derecho a la huelga.

La nueva normativa, aprobada por los senadores republicanos de Ohio (17 votos a favor y 16 en contra) el pasado miércoles, limita la negociación colectiva al tema salarial, excluye todo lo relacionado con los planes de salud o las pensiones y supedita el proceso a la autoridad de los responsables locales, que tendrían la última palabra. Prohíbe hacer huelga sobre todo a los 655.000 miembros de los sindicatos (13% de la fuerza laboral del Estado).

El Senado de Ohio aprueba limitar la negociación colectiva a temas salariales

La ley debería entrar en vigor la próxima semana, cuando será previsiblemente ratificada por la Cámara Baja, donde los republicanos son mayoría, y firmada por el gobernador, el también republicano, John Kasich. "Pensamos que será aprobada", dijo Jason Perlman, uno de los portavoces del sindicato AFL-CIO, que esperaba sin embargo que los congresistas locales "reconozcan que la ley es un ataque contra la clase media".

La decisión de Ohio es más significativa que la que pueda tomar Wisconsin, porque es más grande, es un bastión de los sindicatos, y sobre todo, ahora que se empieza a hablar de las presidenciales de 2012, es un swing State, un estado que vota alternativamente demócrata o republicano.

Los republicanos esgrimieron el mismo argumento en el que se ha amparado el gobernador de Wisconsin: el déficit presupuestario (en este caso 8.000 millones) y la necesidad de recortes drásticos.

El gobernador de Wisconsin amenaza con despedir a 1.500 empleados públicos

El miércoles, más de 8.000 manifestantes se congregaron en Columbus, la capital de Ohio, para protestar contra la medida que, a diferencia de la de Wisconsin, también incluye a los bomberos y policías. "Esta ley pone nuestra seguridad en manos del peor postor", dijo el presidente de la Hermandad Policial de Ohio, Jay McDonald.

La secretaria de Trabajo de EEUU, Hilda Solis, criticó la medida. "Algunos estados ha ido demasiado lejos", dijo Solis."Una cosa son los sacrificios presupuestarios y otra pedir a los trabajadores que renuncien a sus derechos como miembros de un sindicato".

Ohio ha podido aprobar su polémica iniciativa sin grandes dificultades, pese a las protestas, porque los conservadores son mayoría. La única razón por la que el gobernador de Wisconsin no ha firmado todavía una propuesta que despoje a sus funcionarios de los privilegios de la negociación colectiva es que no tiene quórum suficiente en la Cámara Baja desde que 14 senadores demócratas decidieran huir al vecino Illinois.

Congresistas multados

Para obligarles a volver, los congresistas conservadores locales han aprobado imponer a los fugitivos una multa de cien dólares por cada día de ausencia. Desde su "refugio secreto" de Illinois, el líder demócrata de Wisconsin, Mark Miller, acusó a Walker de usar "tácticas de matón de escuela" e imposibilitar cualquier tipo de diálogo.

El gobernador de Wisconsin ha amenazado con echar a 1.500 funcionarios si no alcanzaban un acuerdo. Walker presentó esta semana un plan para recortar 1.500 millones de dólares en ayudas a las escuelas públicas, las agencias locales y Medicare, la cobertura sanitaria de los más necesitados.