Archivo de Público
Viernes, 4 de Marzo de 2011

Los traumas de la revolución sexual, por Martin Amis

El escritor británico echa la vista atrás y ajusta cuentascon su propio pasado en la novela La viuda embarazada'

LÍDIA PENELO ·04/03/2011 - 08:10h

Martin Amis pretendía construir una novela autobiográfica pero descartó la idea. Considera que escribir sobre las propias relaciones sexuales es "asqueroso", y por eso se zambulló en la ficción y terminó escribiendo La viuda embarazada (Anagrama en castellano y Empúries en catalán). "Este libro me ha servido para comprobar que la ficción tiene muy poca similitud con la realidad. Un zapato de tacón alto es el símil que hago entre verdad y mentira, el pie es la vida y el zapato la ficción", contó ayer el autor británico, durante una concurrida rueda de prensa. El escritor sigue despertando la misma expectación que cuando presentó Niños muertos.

En La viuda embarazada, Amis aborda el tema de la revolución sexual, y para contarlo se sirve de las aventuras de un grupo de veinteañeros que pasa el verano de 1970 en un castillo italiano. Como en sus primeras obras, el sexo marca el ritmo de unos personajes cuya juventud está muy cerca del mayo de 1968. Cada uno lo vive según le permite la educación recibida. Una de las chicas se atreve con todo, otra no se abona al amor libre y una tercera opta por una postura moderada, lo que el autor considera que es "lo más sensato".

"La ficción tiene poca similitud con la realidad", afirma el autor

"Esta es la historia de un trauma sexual", advierte el narrador en la introducción de un libro en el que las escenas sexuales abundan (a una de ellas el autor le dedica tres páginas). Pero además de "follar" los protagonistas se alimentan de libros, sobre todo de novelas inglesas en las que las heroínas sucumben a los deseos de sus pretendientes tras haber tomado drogas, eso sí, siempre en contra de su voluntad. "En las novelas de Jane Austen quizás no haya mucho sexo pero se habla mucho de follar, pero luego llegó Lawrence y en él todo está permitido. Y también está Dickens, que siempre describe chimeneas humeantes", apuntó Amis con la agudeza que le caracteriza. Aunque el sexo no es el eje exclusivo de esta novela, la transformación del cuerpo y el paso del tiempo también empujan la trama. "Cuando era joven creía que nadie muere antes de los 45 años, a los 50 la vida te regala el pasado, que es como un continente virgen que puedes visitar, y a los 60 todo se vuelve frágil", resumió el autor.

Alejado de Inglaterra

A punto de mudarse a Nueva York para cuidar a sus suegros, no se siente un outsider de la literatura de su país (como lo fue Henry James), y considera imprescindible conocer la tradición literaria que nos precede, para "si se quiere, poder escribir contra ella". Su próxima novela se llamará Lionel Asbo y narrará la vida de un joven delincuente que un día gana 130 millones de libras en la lotería. Amis avanza que se tratará de una sátira de la Inglaterra actual, un país que describe como "una vieja borracha que en lo más profundo de su ser desea reconquistar su pasado glorioso", y augura que a los ingleses quizás no les va a gustar.