Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

Asocian drogas inyectables con botulismo recurrente por heridas

Reuters ·03/03/2011 - 18:26h

Por C. Vidya Shankar

Los consumidores de heroína "brea negra" inyectable son especialmente propensos a sufrir episodios recurrentes de botulismo por heridas, reportó un equipo de investigadores de California en la revista Clinical Infectious Diseases.

"El botulismo es una enfermedad rara y el botulismo recurrente lo es aún más. Aun así, hemos registrado 17 consumidores de la droga inyectable con botulismo recurrente en California entre 1993 y el 2006", comentó el autor principal, doctor Duc J. Vugia, del Departamento de Salud Pública de California.

El botulismo por heridas ocurre cuando se produce la infección por Clostridium botulinum, que libera toxinas que afectan las uniones neuromusculares, y se manifiesta con una parálisis aguda desde la cara hacia abajo. No suele afectar la conciencia ni los sentidos.

Usando los datos de vigilancia del botulismo para identificar los casos recurrentes por heridas entre 1993 y el 2006, el equipo incluyó a 17 pacientes con más de un episodio leve de botulismo y consumo reciente de drogas inyectables o heridas visibles.

El diagnóstico se confirmó con el análisis de muestras de sangre y de las heridas. Todos habían consumido alguna forma de heroína inyectable.

De los 17, 14 tuvieron una recurrencia y tres, dos recurrencias por un total de 37 episodios. Veintidós muestras de sangre dieron resultado positivo (20 para neurotoxina botulínica (NTBo) A y 2 para NTBo B).

Los signos clínicos más comunes en el primer episodio y las recurrencias fueron dificultad para hablar, diplopía, ptosis, disfagia, distrés respiratorio, parálisis descendiente y heridas visibles. El intervalo promedio entre los episodios fue de 16 meses.

Todos los pacientes se recuperaron después del tratamiento con antitoxina, antibióticos y curación de las heridas, aunque 10 necesitaron ventilación mecánica durante el primer episodio y cuatro durante las recurrencias.

"Estos casos recurrentes sugieren que la exposición a las NTBo a través del botulismo por heridas no confiere inmunidad", explicó el equipo, que atribuyó las recurrencias al uso sostenido de las inyecciones de heroína negra.

Vugia concluyó que se debe educar a médicos y adictos sobre el botulismo recurrente por heridas para realizar el diagnóstico oportuno y poder brindar la atención adecuada.

FUENTE: Clin Infect Dis, del 2011.