Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

Adrenalectomía es evitable, aun con tumores renales grandes

Reuters ·03/03/2011 - 17:58h

Por Bob Saunders

No es común que el carcinoma de células renales afecte la glándula suprarrenal, aun cuando el tumor es grande o está en el polo superior, por lo tanto, no es necesario hacer una adrenalectomía concurrente, según un grupo de investigadores.

En la edición de abril del Journal of Urology, el equipo del doctor Alexander Kutikov, del Centro de Cáncer Fox Chase en Filadelfia, Pensilvania, escribió que la adrenalectomía concurrente durante la cirugía por un carcinoma de células renales solía ser un procedimiento de rutina.

"En las últimas décadas, se cuestionó la necesidad de realizarla junto con la nefrectomía", comentó Kutikov por correo electrónico.

Las recomendaciones recientes sugieren reservar la adrenalectomía para los tumores de 7 centímetros (cm) o más, ubicados en el polo superior del riñón. "En el estudio, analizamos su validez", indicó el autor.

El equipo evaluó el compromiso de la glándula suprarrenal en 179 pacientes del registro de cáncer renal de su hospital. A todos se les había extirpado un tumor renal de 7 cm o más y a 91 se les había realizado una adrenalectomía concurrente.

El compromiso patológico glandular se confirmó sólo en cuatro de esos 91 pacientes (4,4 por ciento). Las imágenes prequirúrgicas de la glándula tuvieron un 100 por ciento de sensibilidad y un 92 por ciento de especificidad en la detección del compromiso de la glándula suprarrenal con un 100 por ciento de valor predictivo negativo.

La ubicación en el polo superior no predijo el compromiso de la glándula suprarrenal y no se detectó una ventaja en la sobrevida de los pacientes tratados con la adrenalectomía, independientemente de si el cáncer estaba localizado o se había diseminado.

"La adrenalectomía de rutina, aun en pacientes con tumores renales grandes y/o en el polo superior del riñón, no sería necesaria", concluyó el equipo.

"Los estudios radiológicos modernos son extremadamente sensibles para detectar el compromiso de la glándula suprarrenal y deberían guiar la decisión de realizar o no una adrenalectomía concurrente", agregó.

De acuerdo a Kutikov, más allá del tamaño y la ubicación del tumor renal, la glándula se puede conservar de manera segura si las imágenes prequirúrgicas descartan toda anormalidad glandular.

FUENTE: Journal of Urology, 2011.