Domingo, 13 de Enero de 2008

La bolsa española continúa agarrotada por el miedo

EFE ·13/01/2008 - 09:50h

EFE - Dos agentes en el parqué de la Bolsa de Madrid.

La bolsa española continúa agarrotada por el miedo, en medio de una caída sostenida que le ha originado unas pérdidas del 4,77 las primeras dos semanas, tras retroceder casi el 0,99 por ciento en las últimas cinco sesiones.

El sentimiento negativo fue acusado durante toda esta semana a pesar de que el jueves, el Banco Central Europeo (BCE) decidiese mantener los tipos de interés.

Las noticias desde Estados Unidos ese mismo día, que apuntaban a una bajada de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed), no sacaron a los inversores del pesimismo, pues ni los precios del barril de petróleo Brent (que acabó la semana en 93 dólares), ni la cotización del euro (a 1,478 dólares) invitaban a las compras.

En Wall Street se sucedían los malos informes por parte de grandes entidades como Citigroup, que avisaban de un descenso del 60 por ciento en las obligaciones con deuda como colateral -uno de los detonantes de la crisis "subprime"- o las alertas de unos malos resultados dadas a compañías American Express, que se suma a otras como las de la propia Citigroup, Merrill Lynch o UBS.

Los analistas todavía siguen recordando el aumento de la tasa de paro estadounidense del 4,8 al 5 por ciento conocida la semana pasada, que les hace pensar en una recesión económica en Estados Unidos, a pesar de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, intentará mover los tipos para paliarla al máximo.

En cuanto a la evolución de los 35 valores que integran el Ibex, dieciséis lograron avanzar y las diecinueve restantes perdieron valor.

Las caídas mas abultadas fueron, por tercera semana consecutiva, para Inmobiliaria Colonial, que sumó un descenso del 19,62 por ciento ante las dudas que se mantienen sobre la solvencia de sus accionistas y la situación financiera de la compañía.

A continuación se situaron Gamesa, que cayó el 11,20 por ciento; Inditex, que se dejó el 9,38 por ciento, lastrada por la caída de las ventas minoristas, y Telecinco, que perdió el 9,28 por ciento tras recibir informes negativos.

Abengoa, que retrocedió el 7,32 por ciento, continuó con su mal estreno en el Ibex-35, al que se incorporó a comienzos de año junto a Grifols que, por su parte, mejoró un 2,49 por ciento.

Las ganancias más abultadas del selectivo fueron para Telefónica, que avanzó el 4,30 por ciento y que se consolida como valor refugio en momentos de incertidumbre.

Entre el resto de grandes valores, BBVA cayó el 4,78 por ciento, Santander cedió el 3,72 por ciento, Repsol bajó el 0,83 por ciento, e Iberdrola ganó el 0,68 por ciento.

La próxima semana, en la que el Ibex-35 partirá de 14.458 puntos, los inversores estarán pendientes de los datos del IPC de España, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, así como de las conferencias de Trichet y Bernanke.