Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

Fármaco de Lilly y Amylin para diabetes no supera al de Novo

Reuters ·03/03/2011 - 16:21h

Por Lewis Krauskopf

Un esperado medicamento experimental para la diabetes de Lilly y Amylin que los pacientes deben inyectarse sólo una vez a la semana no logró igualar los beneficios de un tratamiento rival administrado diariamente.

Eli Lilly & Co, Amylin Pharmaceuticals Inc y el socio Alkermes Inc publicaron el jueves los resultados de un estudio comparativo entre la inyección Bydureon, que se aplica una vez por semana, y Victoza, de Novo Nordisk A/S's, que se inyecta a diario.

Bydureon es una versión de mayor duración que Byetta, otro fármaco vendido por Lilly y Amylin.

Las acciones de Amylin cayeron un 25 por ciento, las de Lilly un 1,1 por ciento y las de Alkermes casi un 15 por ciento. Las acciones del laboratorio danés Novo subieron un 4,5 por ciento.

Bydureon no logró el objetivo primario del ensayo, es decir, demostrar que era tan efectivo como Victoza, según los resultados de un estudio de 26 semanas.

Los pacientes que tomaron Bydureon registraron una reducción de 1,3 puntos porcentuales en la medida de azúcar en sangre conocida como A1C en comparación con sus niveles iniciales. En cambio, los que recibieron Victoza lograron reducciones de 1,5 puntos porcentuales.

El estudio, conocido como Duration-6, es el sexto que compara a Bydureon con otros medicamentos para controlar la diabetes tipo 2. Bydureon y Victoza forman parte del tipo de fármacos conocidos como agonistas del receptor del GLP-1.

Alrededor de 26 millones de niños y adultos en Estados Unidos tienen diabetes, según la Asociación Estadounidense de Diabetes.

Los resultados del estudio son un nuevo contratiempo para Amylin y Lilly. Bydureon es considerado crucial para apuntalar la franquicia iniciada con Byetta.

"Es muy claro que va a haber más GLP-1, pero creo que Victoza probablemente tendrá una ventaja de comercialización en el futuro inmediato", dijo Jack Scannell, analista de Sanford Bernstein.

El presidente ejecutivo de Novo, Lars Sorensen, dijo en la Cumbre de Salud de Reuters en noviembre que las ventas de Victoza podrían llegar a 2.500 millones de dólares por año en esta década.