Domingo, 13 de Enero de 2008

La Marina de EEUU temía un ataque suicida contra sus barcos por parte de los iraníes

EFE ·13/01/2008 - 09:10h

EFE - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush (c), hace fila en un buffet hoy, durante el desayuno en el cuartel general de la Quinta Flota de los Estados Unidos, en Manama, Bahráin, durante su gira por Oriente Medio.

La Marina de Estados Unidos temía que las lanchas iraníes que hostigaron, según la versión del Pentágono, a tres de sus barcos durante un incidente en el Estrecho de Ormuz quisieran realizar un ataque suicida, dijo hoy la Casa Blanca.

Dana Perino, la portavoz presidencial, defendió las decisiones tomadas por las fuerzas militares de su país durante el altercado, ocurrido hace una semana en el Golfo Pérsico.

"Todo lo que los militares recordaban era lo que ha ocurrido en el pasado, como con el USS Cole", dijo Perino en el cuartel general de la Quinta Flota de Estados Unidos, ubicado en Manama (Bahrein).

El USS Cole, un destructor, fue atacado por un bote dirigido por terroristas suicidas el 12 de octubre de 2000 cuando estaba atracado en el puerto de Adén, en Yemen. Diecisiete marineros murieron y una treintena resultó herida.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que se encuentra en Manama como parte de su gira por Oriente Medio, fue informado hoy de los detalles del incidente con las lanchas iraníes por el almirante Kevin Cosgriff, el comandante de la Quinta Flota.

A esa fuerza naval pertenecen los tres barcos estadounidenses que fueron provocados el 6 de enero en el Estrecho, de acuerdo con la versión del Pentágono.

Irán, por su parte, afirma que Estados Unidos ha exagerado el incidente, que describió como un encuentro "rutinario" entre los barcos de ambos países.

El 10 de enero Teherán divulgó un presunto vídeo de los hechos, en el que un hombre en una lancha iraní pedía a los barcos estadounidenses que se identificaran tras haberse presentado él mismo a ellos.

El vídeo intenta probar que otro hecho público por el Pentágono es un montaje. En el vídeo estadounidense un hombre que habla inglés con acento le dice a los pilotos: "vamos hacia ustedes.... explotarán en unos minutos".