Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

El Supremo congela la inscripción del nuevo partido

El abogado del Estado niega que la formación se haya alejado de la violencia porque ETA no la critica

Á. VÁZQUEZ ·03/03/2011 - 14:58h

PUBLICO DANI POZO - Miebros de Sortu durante la presentación de sus estatutos.

La inscripción de Sortu en el registro de partidos del Ministerio del Interior continuará suspendida. La Sala del 61 del Tribunal Supremo admitió ayer a trámite la demanda que unas horas antes había interpuesto la Abogacía del Estado contra la formación con la que la izquierda abertzale quiere concurrir a las elecciones. El magistrado Carlos Lesmes será el ponente del procedimiento que se abre ahora y al que se sumará la semana próxima la demanda de Fiscalía.

El incidente de ejecución de la sentencia de ilegalización de Batasuna presentado en persona por el abogado general del Estado, Joaquín de Fuentes Bardají argumenta que la "izquierda abertzale/Batasuna" utiliza con Sortu una estrategia distinta de la empleada hasta ahora en sus múltiples intentos de burlar la ilegalización acordada en marzo de 2003 y estar presente en las instituciones.

Esa estrategia consiste en presentarse como la propia izquierda abertzale, que "tras un proceso de debate interno ha adoptado determinadas decisiones estratégicas", la fundamental de la cuales sería la ruptura con "los vínculos de dependencia y la instrumentalización por organizaciones que practiquen la violencia".La Abogacía del Estado no ha encontrado documentos internos que demuestren que ha existido ese debate interno que concluyó en la necesidad de apartarse de la violencia. Sí ha hallado, en cambio, algunos que reflejan el interés de la izquierda abertzale por concurrir a las elecciones.

"Quiere decirse que el intento de constitución de un nuevo partido forma parte de una estrategia política sincronizada de la que ETA es motor y parte actora principal", señala la demanda. Y que el comunicado de la banda anunciando su alto el fuego y la presentación del nuevo partido, con un mes de diferencia, "forma parte de una estrategia para obtener resultados políticos por parte de ETA, declarando o revocando su tregua unilateral sincronizadamente con otros instrumentos o iniciativas". Algo que, señala, "resulta aparatosamente visible".

El ejemplo más gráfico que utiliza el abogado del Estado para justificar este argumento es precisamente el silencio de la banda terrorista ante la alegada "voluntad y deseo de contribuir a la definitiva y total desaparición de cualquier clase de violencia, en particular, la de la organización ETA", que proclaman los estatutos de Sortu. Y es que esa ausencia incluso de cualquier crítica no es precisamente con lo que ha respondido la banda a las "cinco o seis escisiones traumáticas" que ha sufrido.

Frente al tiro en la nuca

Afirma que la respuesta que recibieron Pertur (cuya desaparición es actualmente investigada por la Audiencia Nacional) y Yoyes fue "el tiro en la nuca" y, cuando Aralar se escindió y repudió la violencia, se atacó e insultó a sus miembros. Esa actitud "contrasta con el silencio o incluso la complacencia de ETA ante ese mismo (aparente) distanciamiento de Batasuna, que pretende personificarse en Sortu".

Y, además del silencio, el abogado del Estado destaca que ni el partido cuya inscripción se discute ni sus promotores han hecho "una sola condena real del uso del terrorismo como instrumento de acción política", ni ante atentados concretos ni ante los arrestos de esta misma semana de los presuntos miembros del comando Vizcaya a los que se atribuye "una cadena de asesinatos".