Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

Los abogados de Julian Assange recurren su extradición a Suecia

La Fiscalía de Suecia le acusa de tres delitos de agresión sexual y de uno de violación

AGENCIAS ·03/03/2011 - 10:48h

EFE - El fundador de Wikileaks, Julian Assange, comparece ante los medios tras conocer la sentencia de extradición.

Los abogados del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, han presentado este jueves el recurso ante el Tribunal Superior de Londres contra la decisión de un juez de autorizar su extradición a Suecia, país que le reclama por supuestos delitos sexuales.

El pasado jueves, un tribunal inferior de Londres aprobó la entrega del director del portal a las autoridades suecas al argumentar que Assange tendrá un juicio justo en el país escandinavo.

La Fiscalía de Suecia acusa al director de WikiLeaks de tres delitos de agresión sexual y de uno de violación tras la denuncia de dos mujeres, que aseguraron que los hechos ocurrieron en agosto de 2010.

Fuentes judiciales han confirmado que la defensa de Assange ha entregado los papeles para apelar ante el Tribunal Superior contra el dictamen, aunque aún no se ha fijado una fecha para celebrar la vista. Assange fue detenido en Londres el pasado diciembre después de que se recibiera la orden de extradición de la Fiscalía sueca.

En la última vista celebrada el pasado 24 de febrero, el juez Howard Riddle desestimó los argumentos que esgrimió la defensa al manifestar que no había motivos para pensar que Assange, de 39 años, no sería juzgado de forma justa en Suecia ni para temer que pudiera ser entregado a EEUU para ser procesado por traición.

El magistrado indicó entonces que el sistema judicial sueco es lo suficientemente sólido para considerar que el director de WikiLeaks afrontará un juicio con garantías.

Equiparación de acusaciones

Sin embargo, los abogados de Assange dijeron que una extradición supondrá que el fundador de WikiLeaks será sometido a un juicio sin testigos, como lo establece la ley sueca para los delitos sexuales. También afirmaron que si es entregado a Suecia, podría terminar en última instancia en EEUU, donde podría ser procesado por un delito de alta traición y ejecutado.

Al anunciar su fallo, Riddle también observó que las declaraciones de las dos mujeres que presentaron las denuncias en contra de Assange reflejaron que no hubo consentimiento en la relación sexual y afirmó que en el Reino Unido también se consideraría violación una de esas acusaciones.

Uno de los requisitos legales en este país para dar luz verde a una orden europea de detención y entrega es que en la legislación nacional británica se pueda equiparar el delito por el que se solicita la extradición del acusado.

Ese mismo magistrado rechazó también el argumento de que los derechos humanos del australiano estarían amenazados si fuera procesado en el sistema judicial sueco.

Por su parte, el propio Assange criticó duramente el sistema de extradición europeo y dijo que siempre supo que sus abogados tendrían que apelar en una comparecencia ante los medios de comunicación al poco de conocer la decisión del juez del Belmarsh Magistrate Court (al sur de Londres).