Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

La Liga Árabe estudia una propuesta venezolana para mediar en Libia

EFE ·03/03/2011 - 09:13h

EFE - El presidente venezolano, Hugo Chávez, habla el pasado 27 de febrero en Caracas. EFE/Archivo

La Liga Árabe "está estudiando" una propuesta de mediación en el conflicto libio planteada por presidente venezolano, Hugo Chávez, confirmó hoy a Efe el portavoz de esta organización panárabe, Hisham Yusef.

"Se están manteniendo consultas y todavía no hay una decisión que se haya tomado", afirmó.

Según Yusef, "la Liga Árabe mantuvo ayer contactos con algunos países árabes, pero no se trató la propuesta venezolana de una manera oficial ante los ministros" de Asuntos Exteriores árabes durante una reunión que mantuvieron en El Cairo.

La propuesta de Chávez, según informaron fuentes oficiales en Caracas, implica el envío de una comisión de paz internacional que medie entre el régimen de Muamar al Gadafi y la oposición libia.

Según fuentes venezolanas citadas por la cadena catarí Al Yazira, la propuesta ha sido aceptada por Gadafi y ya ha sido tratada por el ministro venezolano, Nicolás Maduro, con el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

La iniciativa implicaría el envío de una comisión de paz integrada por representantes de Latinoamérica, Europa y Oriente Medio.

El portavoz de la Liga Árabe no pudo precisar cuándo se podrá anunciar una decisión definitiva de la organización sobre la propuesta de Chávez, "porque hay que esperar hasta que terminen las consultas actuales".

"El asunto todavía se está aclarando", insistió Yusef, que tampoco precisó cuáles son los países que podrían participar en la comisión de paz internacional.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe mantuvieron ayer una reunión preparatoria de la cumbre que tendrá lugar en Bagdad el 15 de mayo, pero en esa cita no se habló de la propuesta venezolana, que sí fue analizada en los pasillos de la reunión.

En ese encuentro, la Liga Árabe mantuvo en suspenso la participación de Libia en esa organización por la represión sangrienta de las protestas populares, que condenaron en duros términos, aunque también rechazaron la posibilidad de una intervención militar externa.