Domingo, 13 de Enero de 2008

El primer ministro indio comenzó su primer viaje oficial a China

EFE ·13/01/2008 - 08:43h

EFE - El primer ministro indio, Manmohan Singh, durante su intervención en la 54a reunión del Consejo Nacional de Desarrollo (NDC), el pasado mes de diciembre.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, inició hoy su primera visita oficial a China, en la que ambos países, con una población conjunta de más de 2.000 millones de personas, tratarán de reforzar lazos económicos y avanzar en la resolución de las disputas fronterizas.

Singh es el primer líder extranjero que viaja a China en el simbólico año olímpico de 2008, y durante la visita firmará acuerdos de cooperación en varios campos, entre ellos, geociencia, ferrocarril, gestión de tierras, medicina tradicional y vivienda.

La jornada de hoy la dedicará a visitar las sedes olímpicas mientras que mañana se entrevistará con su homólogo Wen Jiabao, y con el presidente Hu Jintao, que viajaron a la India en 2005 y 2006, respectivamente, informó el diario "South China Morning Post".

Además, participará en el establecimiento de un equipo médico conjunto que prestará tratamiento gratuito a las personas más desfavorecidas de ambos países, y dará un discurso en la Academia China de Ciencias Sociales, según la agencia estatal, Xinhua.

La cooperación económica entre las dos economías que más crecen en el mundo será uno de los ejes de los encuentros, y Singh, que viaja acompañado por una gran delegación comercial, tratará de reparar el enorme déficit de su país con respecto al vecino.

Otros temas en la agenda son la seguridad energética y el cambio climático, sobre el que ambos países mantienen una postura similar y defienden que las naciones en desarrollo no deben asumir compromisos de reducción de emisiones contaminantes en el acuerdo que releve al Protocolo de Kioto en 2012.

Además, hablarán sobre las disputas fronterizas que mantienen aún ambos países, que llevó a una guerra en 1962 y que no han conseguido resolver pese a varias rondas de negociaciones.

China reclama su soberanía sobre Arunachal Pradesh (90.000 kilómetros cuadrados), mientras que la India afirma que Pekín ocupa ilegalmente 38.000 kilómetros cuadrados de Cachemira (la región que los chinos denominan Aksai Chin), que Pakistán cedió unilateralmente a Pekín.

Antes de partir a China, Singh declaró a la agencia Xinhua que llega "con la mente abierta para mantener discusiones honestas y libres sobre todos los asuntos de interés común, con la vista en dar forma a unas relaciones que beneficien a nuestros dos países y a las generaciones futuras".