Archivo de Público
Jueves, 3 de Marzo de 2011

La conducción eficiente permite al conductor ahorrar 266 euros al año

Una persona que recorra 15.000 kilómetros al año puede ahorrar 266 euros anuales si sigue las recomendaciones de Industria

A. F. ·03/03/2011 - 01:00h

Rebajar el límite de velocidad a 110 kilómetros por hora permitirá un ahorro del 15% en gasolina y del 11% en gasóleo, según el Gobierno. Aun así, el ahorro energético al volante no sólo depende de la velocidad, sino también de la antigüedad del vehículo y de la manera de conducirlo. Una persona que recorra 15.000 kilómetros al año puede ahorrar 266 euros anuales si sigue las recomendaciones sobre conducción eficiente avaladas por el Ministerio de Industria, la Dirección General de Tráfico (DGT), conductores y fabricantes.

Arranque: Sin pisar el acelerador

En los motores de gasolina, se debe iniciar la marcha justo después del arranque. En los diésel, es conveniente esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.

Cambio de marchas: Bajas revoluciones

Usar la primera marcha sólo para el inicio y cambiar a segunda a los seis metros. Pasar a tercera a partir de 30 km/h, cambiar a cuarta superados los 40 km/h y pasar a quinta por encima de los 50 km/h. Es conveniente circular en las marchas más largas y a bajas revoluciones. En ciudad, se recomienda utilizar la cuarta y la quinta marcha.

Velocidad: Evitar cambios

Mantener una velocidad uniforme, evitar los frenazos, las aceleraciones y los cambios de marchas innecesarios.

Deceleración: Reducir lo más tarde posible

Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el coche con la marcha metida en ese instante. Frenar de forma suave con el pedal de freno y reducir de marcha lo más tarde posible.

Detención: Sin cambiar la marcha

Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el vehículo sin reducir previamente de marcha.

Paradas: Apagar el motor

En paradas prolongadas que duren más de 60 segundos, es recomendable apagar el motor.

Anticipación y previsión: Distancia de seguridad

Se debe conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver dos o tres vehículos por delante. En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, es conveniente levantar el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

Seguridad: Eficiencia es prudencia

En la mayoría de situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.