Sábado, 12 de Enero de 2008

España se lleva el Memorial Domingo Bárcenas tras ganar a Francia

Los de Pastor han aprobado con nota el primer test serio antes del Europeo de Noruega

AGENCIAS ·12/01/2008 - 19:35h

EFE - El jugador de la selección francesa, Narcisse (d), agarra al jugador español Garabaya (c) ante el lanzamiento de su compañero Ortega (i).

La selección española de balonmano se llevó el Memorial Domingo Bárcenas al vencer a Francia por 32-30 en lo que fue el primer test serio de los de Juan Carlos Pastor antes de llegar a Noruega para disputar el Europeo, que comienza el próximo 17 de enero.

España, que contó hoy con el debut de José Manuel Sierra por la rotura de fibras que se produjo ayer David Barrufet ante Argentina, logró una victoria trabajada en defensa y apoyada por la efectividad de jugadores como Alberto Entrerríos o Chema Rodríguez, decisivo para cerrar el choque con un gol fundamental en los instantes finales.

El conjunto español inauguró el marcador y se puso pronto arriba gracias al buen hacer de cara a gol del barcelonista Juanín García, que enganchó un cuatro de cuatro en apenas 10 minutos. Los pupilos de Juan Carlos Pastor trabajaron de forma sólida en defensa y supieron aprovechar la rapidez para hacer daño con el contraataque.

La fortaleza de los españoles a la hora de mantener su puerta a cero permitió frenar el excelente salto vertical del galo Daniel Narcise, que puso en apuros la meta defendida por Joseja Hombrados cada vez que éste recibía el balón al borde del área.

Otro de los franceses que estuvo acertado fue Karabatic, al igual que Luc Abalo, fichaje del BM Ciudad Real para la próxima temporada. Sin embargo, la gran parada de Hombrados a tiro de Abalo, el primero después del 10-8 en el marcador, catapultó a los españoles, más 'enchufados' en el final del primer envite.

En el segundo acto, España abusó del potencial de Iker Romero. El jugador del Barcelona logró dos auténticos golazos desde posiciones lejanas demostrando su competitivad en cualquier tipo de encuentros. A la fiesta del vasco se sumó Rubén Garabaya, que dejó todo un repertorio de bellas acciones de espaldas a la portería.

Con una España bien armada se afrontó la recta final del encuentro donde los franceses apretaron el acelerador para sacar algo productivo resolviendo en amplitud y no en profundidad. Tanto fue así, que las ventajas de seis goles se esfumaron y a falta de algo más de medio minuto, España vencía de uno. Chema Rodríguez resolvió con maestría.