Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

Consejo drogas ONU condena falta de acceso a alivio del dolor

Reuters ·02/03/2011 - 21:48h

Por Kate Kelland

Más del 80 por ciento de los habitantes del mundo tienen un acceso insuficiente o ningún acceso a las drogas que alivian el dolor y están sufriendo de modo innecesario debido a ello, dijo el miércoles el organismo de control global de drogas de las Naciones Unidas (ONU).

El Consejo Internacional de Control de Narcóticos (INCB por su sigla en inglés) dijo en un reporte que muchos países de Africa, Asia y partes de América tenían muy poco o ningún acceso a drogas narcóticas y sustancias psicotrópicas para propósitos médicos.

"Noventa por ciento de las drogas lícitas son consumidas por el 10 por ciento de la población mundial en Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y algunos países europeos", dijo Hamid Ghodse, presidente del INCB, en un resumen informativo.

Las drogas narcóticas como la morfina, fantanyl y oxicodone y los analgésicos opiáceos son usados con frecuencia en el tratamiento de pacientes con enfermedades como cáncer y sida que pueden sufrir intensos dolores cuando sus enfermedades avanzan.

Los medicamentos psicotrópicos como antidepresivos, antipsicóticos y depresivos son usados como anestésicos y en desórdenes mentales y emocionales.

"Se ha reconocido que la disponibilidad de narcóticos y medicamentos psicotrópicos es indispensable para la práctica médica", dijo Ghodse a periodistas.

El reporte indicó que aunque hay mucha materia prima disponible para satisfacer todas las necesidades médicas de analgésicos opiáceos, obstáculos significativos a menudo bloquean su camino hacia los pacientes que los necesitan desesperadamente.

Las barreras incluyen falta de educación entre médicos y otros trabajadores de la salud, restricciones regulatorias, problemas de distribución y la ausencia de políticas de salud que incluyen tratamiento para el dolor, afirmó.

Las materias primas de los opiáceos incluyen opio, paja de amapola y concentrado de paja de amapola, y de acuerdo al reporte, la producción global en el 2010 superó con comodidad al consumo.

Ghodse instó a los gobiernos a identificar las barreras para poseer una adecuada disponibilidad y tomar medidas.

Las recomendaciones del reporte instan a la recolección de datos estadísticos sobre los requerimientos de drogas lícitas, legislación, educación y entrenamiento, sistemas de control nacional, y medidas para combatir el abuso de drogas.

El INCB destacó que aunque la falta de disponibilidad de medicamentos controlados puede privar a pacientes de algunas partes del mundo de alivio del dolor, el acceso excesivo puede llevar a abuso y dependencia de droga en otras regiones.