Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

Asesinada una turista española en un atraco en la ciudad colombiana de Barranquilla

EFE ·02/03/2011 - 19:51h

EFE - Fotografía sin fechar de Irene Cortés, una turista española que fue asesinada en Barranquilla (Colombia), adonde había llegado con su esposo y sus cinco hijos para disfrutar del popular carnaval de esa ciudad. EFE/CORTESÍA EL HERALDO

Una turista española fue asesinada hoy tras ser víctima de un atraco en Barranquilla, en el Caribe colombiano, adonde había llegado con su esposo para disfrutar del popular carnaval de esa ciudad, informaron a Efe fuentes diplomáticas.

La víctima fue identificada como Irene Cortés Lucas, de 30 años y nacida en Málaga (sur de España), dijo a Efe el embajador español en Colombia, Nicolás Martín Cinto.

"Estamos haciendo todo lo necesario, el consulado (español) en Cartagena ya tiene la orden de tramitar la repatriación del cadáver", precisó el embajador.

Por su parte, fuentes del consulado en la ciudad caribeña de Cartagena declararon a Efe que ya están en contacto con las autoridades de la vecina Barranquilla para proceder con los trámites correspondientes.

La española, madre de cinco hijos y casada con un colombiano natural de Barranquilla (norte), había llegado el pasado domingo con su esposo a esta ciudad para participar en las tradicionales fiestas de carnaval que comienzan esta semana.

El martes por la noche Cortés, su marido Farid Llinás Ariza y tres amigos salieron a divertirse a un bar del sur de la ciudad llamado "La Plaza de la Cerveza" en el que hacia la 01.30 hora local (06.30 GMT) entraron dos hombres armados.

"Llegaron dos bandidos. Se sentaron en las primeras dos mesas del local y dijeron 'esto es un atraco'. Nos encañonaron a los cinco", relató a medios locales Llinás, padre de dos de los hijos de la fallecida y comerciante de profesión.

Según Llinás, su mujer no opuso "ninguna resistencia" a los atracadores y uno de ellos, teniendo ya el bolso de la víctima en su poder, le pegó un tiro en el pecho. Cortés fue trasladada un hospital, donde murió poco después.

Ella "quería venir" a Barranquilla para conocer su famoso carnaval, dijo Llinás, quien emigró a España en 2001 y desde entonces no había regresado a su ciudad natal.

El abogado de la familia, Jorge Imitola, explicó a Efe que uno de los atracadores, que se identificó como Brayan Darío Escorcia Blanco, ya fue capturado. Se cree que fue quien disparó contra Cortés y, al parecer, estaba drogado.

Una cámara del bar grabó a los delincuentes, por lo que el que escapó también está plenamente identificado. Por su captura las autoridades ofrecen 5 millones de pesos de recompensa (más de 2.500 dólares, 1.800 euros).

Imitola detalló que este miércoles se celebrará la audiencia de imputación de cargos contra Escorcia Blanco, quien, según la Policía, ha declarado que cometió el atraco porque tiene dificultades económicas y a una hija enferma.

En un comunicado, el ministro colombiano de Industria, Comercio y Turismo, Sergio Díaz-Granados, lamentó el asesinato de la ciudadana española y remarcó que crímenes como éste "no son usuales" en Barranquilla.