Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

La diabetes está fuera de control en muchos países: estudio EEUU

Reuters ·02/03/2011 - 13:52h

Por Julie Steenhuysen

Las personas con diabetes en Estados Unidos y otros países no reciben tratamiento efectivo para controlar su enfermedad, dijeron investigadores estadounidenses, y la cobertura de salud, no la riqueza personal, determinan el cuidado que recibe cada paciente.

Los resultados sugieren que millones de personas con diabetes no están diagnosticadas o reciben malos tratamientos, lo que las coloca en riesgo de una muerte prematura por enfermedad cardíaca o complicaciones como la ceguera, la enfermedad crónica del riñón y problemas en el pie que pueden requerir la amputación.

"Demasiadas personas no están siendo bien diagnosticadas con diabetes y factores de riesgo cardiovascular relacionados. Aquellos que son diagnosticados no son efectivamente tratados", dijo el doctor Stephen Lim, del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud de la University of Washington, en Seattle.

"Esta es una gran oportunidad perdida para disminuir la carga de la enfermedad tanto en países ricos como pobres", agregó Lim, que trabajó en el estudio publicado en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud.

La diabetes está alcanzando niveles epidémicos. Se estima que 280 millones de personas, o el 6,4 por ciento de la población mundial, sufren la enfermedad, de acuerdo a los investigadores.

Las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de desarrollarla y se prevé que los casos aumentarán velozmente en las próximas décadas a medida que crezcan las tasas de obesidad.

El equipo de investigadores usó datos de sondeos nacionales de salud para estudiar los diagnósticos y las tasas de tratamiento en Colombia, Inglaterra, Irán, México, Escocia, Tailandia y Estados Unidos y halló grandes proporciones de personas no diagnosticadas o tratadas erróneamente.

En Estados Unidos, casi el 90 por ciento de los diabéticos adultos, o más de 16 millones de adultos de 35 años o más, no registraron los niveles ampliamente aceptados como saludables de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol.

En México, el 99 por ciento de los diabéticos adultos no cumplen con esos niveles. Y en Tailandia, hasta el 62 por ciento o más de 663.000 hombres encuestados no están diagnosticados o no reciben tratamientos adecuados.

"El costo de dejar a los individuos con diabetes sin tratamiento en el futuro será enorme y muchos de los costos podrían evitarse administrando mejor los riesgos de la enfermedad", dijo la doctora Emmanuela Gakidou, que dirigió el estudio.

Sorprendentemente, ni la riqueza personal ni la educación fueron factores significativos en las tasas de diagnóstico y tratamiento, excepto en Tailandia. Pero el estatus de la cobertura de salud tuvo un rol preponderante.

El efecto fue más fuerte en Estados Unidos, donde los adultos diabéticos que tenían cobertura fueron dos veces más propensos a ser diagnosticados y tratados que los que no tenían ese beneficio.

FUENTE: Boletín de la Organización Mundial de la Salud, marzo del 2011.