Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

Rajoy presiona a la Justicia y proclama la inocencia de Camps

"Creemos que es inocente y, por lo tanto, tiene el apoyo completo del PP", afirma

J. RAMÓN GONZÁLEZ CABEZAS ·02/03/2011 - 14:27h

Mariano Rajoy y Alicia Sánchez-Camacho.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha vuelto a mostrar sin rubor alguno su confianza en el president de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, haciendo caso omiso por enésima vez de su condición de imputado. "Creemos que es inocente y, por lo tanto, tiene el apoyo completo del PP", dijo Rajoy en el curso de una visita relámpago a varias ciudades clave del primer gran cinturón metropolitano de Barcelona, donde se concentra con creces la mayor bolsa de votos de Catalunya.

El PP aspira a hacerse fuerte en las próximas elecciones municipales y hasta conquistar alguna plaza emblemática como Badalona, tercera ciudad de Catalunya en población y uno de los enclaves urbanos más sensibles a la problemática de la conjunción entre desempleo e inmigración masiva. "Camps tiene nuestro apoyo porque ha sido nombrado por el comité electoral", añadió impertérrito el líder popular con jerga y lógica administrativas, informa David Guerrero desde Castelldefels, primera etapa de la gira exprés de Mariano Rajoy.

"Tiene nuestro apoyo porque ha sido nombrado por el comité electoral"

La nueva demostración pública de apoyo a Camps por el líder popular se produce al día siguiente de que el president de la Generalitat valenciana insistiera en dejar clara constancia de su peso electoral, aparentemente inmune al pliego de cargos que pesan sobre él. En un acto de proclamación de candidatos del PP celebrado el martes, Camps recordó a Rajoy que el País Valencià es "esencial" para el futuro de España, en una alusión inequívoca a su invulnerabilidad como candidato.

El valor de tres trajes

Rajoy no fue ayer el único, aunque sí el de mayor rango, en apoyar a Camps. El portavoz popular en la comisión de Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, fue más lejos y afirmó que "se demostrará la inocencia" del presidente de la Generalitat valenciana, supuestamente implicado en la red de influencias de la trama Gürtel. Arístegui llegó a decir que nunca en la democracia española se había visto tal persecución político-judicial. En una entrevista radiofónica, el diputado afirmó: "Se ha tratado de construir una caza de brujas y un proceso de destrucción personal y política en torno a Paco Camps que pocas veces se ha visto antes en la política española".

El diputado Gustavo de Arístegui ve una "caza de brujas" sin precedentes

Tras asegurar que "está por probar que [Camps] no pagara los trajes", que la acusación atribuye a la trama Gürtel, Arístegui añadió que "a nadie se le pasa por la cabeza que si le regalan tres trajes va a conceder contratos millonarios a cambio. Esto no se le ocurreañadió con énfasis ni al que ha hecho la manteca".

Como contrapunto, Arístegui no olvidó sacar a colación el caso Matsa la empresa Minas de Aguas Teñidas, donde trabajaba la hija de Manuel Chaves y el de los ERE de la Junta de Andalucía que, a su juicio, afectan al vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves. El diputado del PP subrayó que este debería haber actuado "con más diligencia" cuando era presidentte de la Junta de Andalucía.

En su rápida gira catalana, inscrita de lleno en la precampaña electoral, Rajoy se pronunció significativamente sobre el tema de la inmigración, una de las principales banderas del PP. El líder popular avanzó que recuperará en las legislativas de 2012 el contrato de integración para inmigrantes ya lanzado hace tres años. "No hay nada peor que el hecho de que no haya integración", declaró. La receta del líder popular en materia de inmigración pasa por "orden y control, respeto a la ley y a las normas, asunción de valores y luego, integración".

El líder del PP recupera para 2012 la idea del contrato de integración

"Provocación xenófoba"

La recuperación del contrato de integración llega tan solo un día después de que el candidato a la alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, de posiciones xenófobas, reclamara "mano dura" y propusiera "presión policial y restricciones en las ayudas sociales" contra los inmigrantes incívicos. Rajoy, que también visitó L'Hospitalet, segunda población de Catalunya, se ciñó en reclamar "orden, control y respeto a la ley". El secretario de política municipal del PSOE, Antonio Hernando, censuró al líder popular por utilizar la inmigración "como arma arrojadiza" y acusó a Albiol de "provocación xenófoba.