Sábado, 12 de Enero de 2008

Luto en la travesía a Tenerife

Un cayuco llegó Ayer al puerto de Los Cristianos con tres inmigrantes muertos

PÚBLICO ·12/01/2008 - 22:31h

El goteo de cadáveres a bordo de embarcaciones empieza a ser una costumbre de los meses invernales. Los equipos de Salvamento Marítimo detuvieron ayer por la mañana una nueva embarcación con 88 inmigrantes, de losque tres fallecieron antes de alcanzar la costa canaria.

Entre los 85 supervivientes había una niña de dos años, que llegó al puerto tinerfeño de Los Cristianos con aparente buen estado de salud, Según informaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias.

De los restantes, 69 no presentaron problemas de salud, pero 15 tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos. El enfermo más grave sufría deshidratación e hipotermia y fue trasladado a la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital de La Candelaria. Aunque la mayoría de las personas que llegaron con vida eran hombres adultos, también fueron retenidas seis mujeres y otros nueve posibles menores.

El cayuco en el que viajaban fue avistado en alta mar desde la embarcación Luz del mar de Salvamento Marítimo, que
llegó con los inmigrantes al puerto del municipio de Arona, a las 8.15 horas.

La portavoz del Gobierno de Canarias, Carolina Déniz de León, manifestó en un comunicado su pesar por “el triste fallecimiento”, expresó “su apoyo y solidaridad” a las familias de los inmigrantes fallecidos, y confió en “la pronta recuperación de las personas que se encuentran hospitalizadas debido a las secuelas de la dura travesía”.

Subsaharianos en Ceuta

Para evitar estas tragedias, la inmigración procedente de países subsaharianos está redirigiendo sus rutas de acceso a España hacia el Estrecho de Gibraltar. Según advirtieron ayer los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Ceuta, cada vez es mayor el número de organizaciones clandestinas de tráfico de subsaharianos que operan en la ciudad autónoma.

Además, destacaron el descenso de menores marroquíes en Ceuta, donde se ha establecido un censo estable de unos 60 niños, con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años.