Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

El jefe del PP en Badalona promete "mano dura" con los inmigrantes

Arropado por Alicia Sánchez-Camacho, Xavier García-Albiol sigue con su idea de restringir "las prestaciones sociales" a los gitanos rumanos

EFE ·02/03/2011 - 09:03h

Xavier García-Albiol

El presidente del PP de Badalona, Xavier García Albiol, vuelve a la carga con el asunto de la inmigración. En un acto celebrado el martes por la noche, el jefe de los conservadores en Badalona prometió "mano dura", "presión policial" y "restricción de las prestaciones sociales" a los gitanos rumanos y a los inmigrantes irregulares que a su juicio han venido a delinquir y han convertido Badalona en un "polvorín".

El dirigente conservador este contundente mensaje en su acto de proclamación como candidato a alcalde de Badalona, una ciudad que el PP cree que tiene posibilidades reales de gobernar tras las municipales del 22 de mayo.

La líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, arropó a García Albiol en el mitin. Junto a él, 400 personas se reunieron en el teatro Principal de Badalona, y aunque Sánchez-Camacho no se refirió específicamente a la inmigración, sí elogió la "valentía" de García Albiol por "hablar claro".

"En Badalona tenemos un problema muy serio de incivismo e inseguridad y muchos de estos problemas los crea una parte de la inmigración que ha venido a nuestra ciudad", ha asegurado Albiol, si bien a continuación ha matizado que la "inmensa mayoría" de inmigrantes son gente "honrada".

En un discurso en el que no aportó nada nuevo, Albiol dejó claras sus preferencias por la inmigración latina por encima de la de religión musulmana, y añadió: "Apuesto por las políticas de integración, pero no estaré dispuesto a destinar ni un solo euro a aquellos que no se integran", y ha concluido que es el caso de determinados "individuos gitanos rumanos".

"No estaré dispuesto a destinar ni un solo euro a aquellos que no se integran"

Jaleado por los asistentes, García Albiol describió Badalona como una ciudad con trece barrios en riesgo de "exclusión social", a la cola de toda el área metropolitana en educación, en la que se suceden los robos y con "graves problemas de convivencia e inseguridad".

El candidato conservador, cuyas comentarios respecto a la inmigración han generado numerosas polémicas durante los últimos años, cargó contra los inmigrantes "que han venido a hacer la vida imposible a los vecinos, a delinquir y a aprovecharse de nuestro sistema de beneficios sociales".

Remarcó que, si es alcalde, no lo consentirá y dará "priordad" a los vecinos de Badalona en el acceso a servicios sociales "no básicos" por encima de las personas en situación irregular.

"No puedo permitir que ningún vecino se quede sin un ayuda social que sí se le proporcione a un inmigrante en situación irreguar", ha espetado entre aplausos de los asistentes, al tiempo que ha criticado que el gobierno socialista de la ciudad conceda en plena crisis ayudas de 200.000 euros a "asociaciones de Marruecos y otros países" en lugar de destinarlos a becas comedor para los vecinos.

Sánchez-Camacho: "La sociedad está harta"

Por su parte, Sánchez-Camacho reivindicó a los políticos que "hablan claro". "Decir lo que pensamos una mayoría de catalanes ha podido costarnos un disgusto, pero la sociedad está harta de líderes que se esconden cuando las cosas van mal", añadió la presidenta del PP en Catalunya.

Asimismo, auguró que tanto García Albiol como el candidato a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, también presente en el acto, serán "líderes decisivos" para afrontar los retos de futuro de Barcelona y de la tercera ciudad en población de Badalona.

Sánchez-Camacho reivindicó a los políticos que "hablan claro"

Al acto asistió la cúpula del partido en Catalunya pero también representantes de la sociedad civil de la ciudad, entre ellos el presidente del DKV Joventut, Jordi Villacampa.

Albiol también destacó la presencia de representantes de una asociación gitana del barrio de Sant Roc que le apoyaron ante el "linchamiento político y mediático" que sufrió por comentarios sobre los problemas que causa en Badalona la inmigración.