Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

Desembarcan en Lampedusa 347 inmigrantes

El alcalde de la ciudad es investigado por instigación al odio racial. El ministro de Exteriores italiano vuelve a dar la voz de alarma

DANIEL DEL PINO ·02/03/2011 - 08:52h

EFE - Imagen tomada el pasado 16 de febrero en la que policías italianos pasan por delante de un grupo de inmigrantes tunecinos llegados a la isla italiana de Lampedusa. EFE/Archivo

Un barco con 347 personas a bordo desembarcó durante la pasada madrugada en el puerto de Lampedusa, provocando una nueva llamada de alerta del ministro de Exteriores italiano, Roberto Maroni.

En la embarcación viajaban 4 mujeres y dos periodistas de una cadena de televisión alemana que han estado grabando la travesía. Según la policía, todos proceden de Túnez, desde donde han llegado más de 6.000 refugiados que huían de las revueltas de su país en los últimos dos meses. 

Todos han sido trasladados al centro de internamiento de la isla, que se ha vuelto a llenar. Si se siguen produciendo nuevos desembarcos, las autoridades italianas no tendrán mas remedio que volver a iniciar las labores de traslado a otros centros de Italia, que están al máximo estos días.

Maroni se ha referido a la situación en Libia en el Parlamento, avisando de que tras el éxodo que se está produciendo "por las fronteras este y oeste", Italia puede ser el nuevo destino de estas personas que huyen de la represión del régimen de Gadafi. El ministro de Exteriores ha vuelto a insistir en que hay 1,5 millones de personas esperando para salir del país y que Italia ha puesto en marcha una misión de ayuda humanitaria rumbo a Libia.

Investigan al alcalde

Mientras tanto, ayer se conoció que la Fiscalía de Agrigento está investigando al alcalde de Lampedusa, Bernardino de Rubeis, por incitación al odio racial y abuso de autoridad, después de haber creado una ordenanza que prohibía a los inmigrantes acampar en la ciudad.

La Fiscalía cree que puede haber cometido un delito de incitación al odio racial

De Rubeis fue a juicio en 2009 por haber dicho supuestamente enuna entrevista que "la carne de los negros huele mal aunque esté lavada".

De Rubeis lo negó en el juicio y el Tribunal no pudo demostrar que realmente hubiera dicho aquellos en la entrevista, así que el proceso quedó archivado.