Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Corea del Norte acuerda un plan de desmantelamiento nuclear a cambio de ayudas

La cumbre de Pyongyang entre el Norte y el Sur se desarrolla en un clima de "diálogo fructífero"

EFE ·03/10/2007 - 09:38h

Kim Jong-il, junto al presidente surcoreano, Roh Moo-Hyun. AFP

Corea del Norte ha acordado ofrecer información "completa y correcta" de todas sus instalaciones nucleares y cerrar, antes del 31 de diciembre, aquellas aún en funcionamiento en la principal central atómica de Yongbyon.

Tres cierres 

De acuerdo con un comunicado conjunto de los seis países que participan en las negociaciones y del que ha dado cuenta el presidente del grupo, Wu Dawei, Corea del Norte cerrará antes de finales de este año un reactor experimental de 5 megavatios, un laboratorio radioquímico y una instalación de procesamiento de combustible en Yongbyon.

Washington encabezará los trabajos de supervisión del desmantelamiento de las instalaciones y ayudará económicamente en los trabajos de cierre.    

El comunicado conjunto que establecía estas obligaciones para Pyongyang fue examinado por los negociadores el pasado día 30 de septiembre, en las reuniones de delegados de las dos Coreas,China, EEUU, Rusia y Japón celebradas en Pekín.

Sin embargo, no ha sido hecho público hasta hoy, después de que se acordara un receso de dos días en las negociaciones para que el comunicado fuera aprobado por todos los gobiernos.         

De acuerdo con el documento, que supone un paso más en el desarme norcoreano, Pyongyang "acepta desmantelar todas sus instalaiones nucleares existentes y sujetas a abandono, siguiendo el comunicado conjunto de 2005 y el acuerdo del 13 de febrero de2007".

A cambio de ello, Corea del Norte recibirá ayuda energética y garantías de seguridad, que incluyen la normalización de las relaciones diplomáticas entre Pyongyang y Washington y, posiblemente, la retirada del régimen norcoreano de la "lista negra" de países que financian el terrorismo, donde figura desde 1988. 

Cumbre satisfactoria

El presidente de Corea del Sur, Roh Moo Hyun, regresará mañana a su país tal como estaba previsto. El mandatario ha declinado la propuesta del líder de Corea del Norte, Kim Jong Il, para que se prolongase un día más la cumbre que ambos mantienen en Pyongyang, según informaron fuentes periodísticas en la capital norcoreana. Los dos dirigentes anunciarán hoy mismo el acuerdo a que hayan llegado. Kim había hecho esta propuesta de prolongación de la cumbre durante su encuentro con Roh, según el portavoz presidencial surcoreano, Yoon Seong Yong.

La petición, realizada por sorpresa, fue comunicada durante la segunda reunión que mantienen esta tarde en Pyongyang los dos líderes, dijo un portavoz oficial surcoreano, Yoon Seung-yong, en una corta declaración en el centro de prensa de Seúl.

El Gobierno surcoreano considera que el requerimiento de Kim es una buena señal que ayudará a conseguir un "resultado que haga esta cumbre más fructífera". El portavoz Yoon indicó además que el Gobierno de Seúl considera "de forma positiva" esa propuesta.

Conversaciones francas 

Durante el día de hoy Kim y Roh mantuvieron dos encuentros, el primero de los cuales duró más de dos horas y dio lugar a unas conversaciones "francas" sobre cooperación económica, desnuclearización y reconciliación en la península de Corea, según el presidente surcoreano. Ambos líderes comenzaron su segunda reunión a las 14.45 hora local de hoy (5.45 GMT) en la residencia de Estado Paekhwawon, donde Roh está alojado.

La cumbre entre los líderes de las dos Coreas que se celebra desde ayer en Pyongyang es la segunda en medio siglo, tras la celebrada en 2000, y su objetivo es la búsqueda de la paz. La nación coreana está dividida en dos países desde el finalde la Guerra de Corea en 1953, que concluyó con un armisticio no con un tratado de paz.

Noticias Relacionadas