Sábado, 12 de Enero de 2008

Míster Increíble es humano

Iker no se pudo ejercitar ayer por unas dolencias estomacales. Schuster espera poder contar con él finalmente

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·12/01/2008 - 22:25h

Los superhéroes, a pesar de lo que pueda pensar más de uno, son de carne y hueso. El mejor portero del mundo, aquel que consigue llegar al balón imposible, aquel que ha permitido que el Real Madrid continúe en lo más alto de la clasificación, aquel que detuvo nueve balones de gol al Zaragoza la pasada semana, aquel que despierta elogios por cada esquina que dobla, también es humano. Concretamente una gastroenteritis es la razón que puede dejar a Casillas sin jugar el encuentro de esta tarde ante el Levante.

El portero llegó a Valdebebas con dolencias estomacales y ni siquiera saltó al césped, por lo que hizo que las alarmas se disparasen en la ciudad deportiva, ya que Dudek también concluyó el encuentro de Copa del Rey tocado, aunque el polaco sí que pudo completar la sesión preparatoria. Iker pasó toda la mañana bajo el cuidado de los servicios médicos y realizando unos suaves ejercicios en el gimnasio. Schuster, tras una reunión con sus ayudantes y los médicos, decidió que Codina se incorporase a la lista de convocados en previsión de alguna anomalía en las próximas horas.

Iker no pudo descansar durante la noche, aunque a lo que se aferran los médicos y el propio Schuster es a la ausencia de fiebre en el proceso vírico. "Casillas tiene pequeñas molestias estomacales, pero creo que estará perfectamente para jugar. Se levantó mal del estómago pero no hay fiebre, por eso lo normal, y con control médico, es que todo esté bien para mañana -por hoy-", afirmaba Schuster tras el entrenamiento. De todas formas y como medida de precaución, Schuster ha decidido trasladarse a Valencia con los tres cancerberos del primer equipo.

La última lesión, hace 3 años

De todas formas, Casillas no es el prototipo de jugador que se lesiona a menudo. Y es que la última vez que se perdió un encuentro por molestias físicas con el Real Madrid fue hace casi tres años. Iker se tuvo que retirar lesionado en el choque que enfrentó a los blancos frente al Betis en el Bernabéu, aunque sólo se perdió un partido de competición.

Casillas no es de los que se pierden partidos y como dice Schuster a Iker le va mejor trabajar más para estar en mejor forma. "El ejemplo lo tuvimos el pasado domingo. El Zaragoza llegó demasiado e Iker tuvo que trabajar mucho. Él también disfruta más cuando para tanto, pero está claro que, por un lado, no es bueno que un rival tenga tantas opciones de uno contra uno y tiros desde el área. Aunque, lo cierto es que nosotros tenemos jugadores de tanta calidad que te deciden el partido a pesar de las oportunidades que te creen. Ahora trabajamos por volver a tener la seriedad defensiva de antes de Navidad", proseguía el técnico ayer durante la comparecencia ante los medios.

La enfermería, a reventar

Lo que sí debería ir preocupando al técnico alemán es el overbooking que asola la enfermería de Valdebebas durante las últimas semanas. Tal es el caso, que el Madrid no completará el banquillo en el Ciudad de Valencia esta tarde ya que ha desplazado 15 jugadores de campo y los citados tres cancerberos. Heinze, Metzelder, Robben, Balboa y Soldado se quedan en manos de los médicos, a lo que hay que añadir las ausencias de Sergio Ramos (sanción) y Diarrà (Copa África) que hacen que el Madrid viaje con lo puesto, aunque podría haber tirado de algún jugador del filial para completar la convocatoria.

Gago, a una tarjeta de sanción

Además todo podría complicarse más para la próxima semana, donde el Real Madrid se enfrentará al Atlético en el derbi. Y es que Gago se encuentra a sólo una cartulina amarilla para completar el ciclo de cinco, por lo que Schuster se quedaría sin mediocentros para el derbi. La primera solución según tiene previsto Schuster es la de reconvertir a Sergio Ramos como pivote en el centro del campo.