Archivo de Público
Miércoles, 2 de Marzo de 2011

IU denunciará los proyectos fantasma pagados a Calatrava

Llevará a la fiscalía del TSJCV los contratos millonarios del arquitecto

A. GUTIÉRREZ / B. TOLEDO ·02/03/2011 - 01:00h

Izquierda Unida del País Valencià (EUPV) denunciará ante la fiscalía del Tribunal Superior valenciano los "pagos millonarios" que el Gobierno de Francisco Camps y el Ayuntamiento de Torrevieja (Alicante) hicieron al arquitecto Santiago Calatrava por "proyectos fantasma" adjudicados a dedo. Es decir, por diseñar edificios e instalaciones que nunca han llegado a ver la luz, como los rascacielos diseñados junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, por cuyo anteproyecto, y como informó Público, Calatrava percibió 2,5 millones de euros en 2005 pese a que la Sindicatura [Cámara] de Cuentas autonómica advirtió de que el plan era difícilmente viable.

En la lista que denunciará IU también figura la reforma del puerto de Torrevieja, por cuyo diseño, que quedó en papel, cobró Calatrava 600.000 euros en 2000. Y aparece también el Centro de Convenciones de Castellón, por el que el arquitecto ha percibido 1,3 millones y cuya construcción se vislumbra incierta, dado que el plan urbanístico que le afecta permanece suspendido por el Tribunal Superior (TSJCV). Con esos tres encargos, Calatrava se embolsó 4,4 millones.

Por los tres proyectos que denunciará IU se pagaron 4,4

La coordinadora de EUPV y diputada en Les Corts, Marga Sanz, explicó a este diario que su formación llevará su denuncia a la Fiscalía del TSJCV y no a Anticorrupción porque los hechos podrían "afectar a aforados". El presidente de Ciudad de las Artes y las Ciencias SA (CAC SA), la empresa pública que otorgó a Calatrava el proyecto de los rascacielos de Valencia, es Gerado Camps, vicepresidente económico de la Generalitat y diputado en Les Corts, lo que le garantiza aforamiento ante el TSJCV. El alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, también ocupa un escaño autonómico.

Omnipresente pese a todo

Sanz apuntó a la existencia de una pauta común allí donde interviene Calatrava. "La estrategia una y otra vez es la misma: las arcas públicas desembolsan cantidades millonarias al arquitecto estrella del PP". "Después agregó la dirigente el proyecto no está hecho y, como dice el viejo refrán, si te he visto no me acuerdo". "Calatrava apostilló Sanz sigue siendo el arquitecto de cabecera del PP, ponga el precio que ponga, sea el que sea el sobrecoste que generan sus obras, y lo más grave, haga o no haga la obra".

IU irá a la Fiscalía del TSJV porque en los contratos participaron aforados

Levantar la alfombra

La organización valenciana de IU considera "sumamente preocupante" la similitud entre estos pagos y aquellos sobre los que indaga la justicia en el caso Palma Arena, por el que el ex presidente balear Jaume Matas permanece en libertad bajo fianza. En una de las piezas surgidas del caso, el juez investiga el contrato a dedo otorgado a Calatrava un mes antes de las autonómicas de 2007. El arquitecto cobró 1,2 millones por dos maquetas y un vídeo de la futura e inexistente Ópera de Palma. Anticorrupción mantiene que todo fue un "montaje".

El paralelismo con el caso balear actuó ayer como denominador común en los mensaje de la oposición. Tanto el socialista Ángel Luna como el portavoz de Compromís, Enric Morera, remacharon ayer que al president Francisco Camps le "preocupa" ganar las elecciones de mayo para evitar verse como Matas. "Aquí pronosticó Luna va a pasar lo mismo que en Palma, que cuando pierdan el Gobierno y se pueda levantar la alfombra, accederemos a los contratos de Calatrava y a algunos otros". "Si ha habido pagos a despachos de Calatrava sin que haya hecho las obras, es evidente que hay una situación irregular",enfatizó Enric Morera.

Desde las filas de la Generalitat, el conseller y portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, defendió la legalidad de los contratos. A la pregunta de si era posible conocer el expediente de los rascacielos, Blasco dribló a la redactora de Público y respondió que sí "si no hay ninguna cláusula que lo impida". Según la Generalitat, el contrato con Calatrava es "confidencial", pese a que la ley garantiza la publicidad de las adjudicaciones