Sábado, 12 de Enero de 2008

El puerto de Tarifa, en duda

Colectivos ecologistas alegan daños al parque natural del Estrecho para impedir su ampliación

MATEO ZARCO ·12/01/2008 - 22:21h

Nueva polémica ambiental con el Estrecho de Gibraltar como telón de fondo. La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) planea ampliar el puerto de Tarifa. El proyecto está terminado y en exposición pública hasta el próximo 17 de enero. Tradicionalmente dedicados a la pesca, estos muelles han experimentado en los últimos años un fuerte crecimiento en el ámbito del tránsito de viajeros entre esta orilla y el puerto de Tánger. El trayecto es realizado por embarcaciones rápidas, que cubren los escasos 14 kilómetros de distancia entre las costas española y marroquí en menos de media hora.

La potencialidad turística del puerto ha subido como la espuma desde que fue dotado de los medios materiales y policiales para que transitaran legalmente por él ciudadanos no comunitarios, con lo cual se adaptó plenamente a la normativa fronteriza Schengen. Del millón de pasajeros que pasaron por el puerto de Tarifa en 2007, el 62% corresponde a viajeros en régimen turístico. Así las cosas, los responsables portuarios creen que es el momento de potenciar el cariz turístico del muelle tarifeño, ampliándolo para dar cabida a navieras que quieren entrar en el negocio y no tienen espacio físico en el que instalarse. El viaje Tarifa-Tánger, bastante más corto en tiempo y espacio, gana enteros frente a la histórica opción Algeciras-Tánger.

Pero no todo el mundo ve la iniciativa ni con buenos ojos ni con la claridad con la que se divisa la orilla africana en un día de sol y poniente. Un grupo de ciudadanos se ha embarcado en la creación de la Plataforma “No al megapuerto en Tarifa”. Alegan que las obras producirán un serio impacto “sobre el medio ambiente, la población local y la industria turística”.

Preservación del parque

El colectivo asegura que la ampliación es incompatible con la preservación adecuada del Parque Natural del Estrecho, que protege el frente costero y marino de Algeciras y Tarifa. Su riqueza ambiental es indudable y uno de los pilares para la consolidación futura de la Reserva de la Biosfera España-Marruecos. A la plataforma se ha sumado la Asociación Gaditana para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza (Agaden) y no descarta hacerlo IU, que cogobierna el Ayuntamiento en coalición con el PSOE.

La Autoridad Portuaria, por su parte, sostiene que prevé ejecutar la ampliación en una zona al este de la actual terminal de pasajeros conocida como La Caleta, fuera de los límites del espacio protegido. El proyecto era en principio más ambicioso y abarcaba más espacio, pero hubo de ser adaptado posteriormente por las exigencias ambientales. La intención es poder conectar esta ampliación con la futura conversión en autovía de la actual N-340, ya construida y en servicio entre la capital gaditana y Vejer de la Frontera.

Agaden e IU quieren que el asunto se someta a un profundo debate y se amplíe el plazo de exposición pública que concluye la próxima semana. La Autoridad Portuaria está convencida de que podrá no sólo vencer, sino también convencer de que la iniciativa reportará beneficios y trabajo frente a la pérdida de una cala en la que imperan los guijarros.

Tarifa, meca del turismo de mar y deportes de viento desde hace un par de décadas, tiene mucho potencial pero económicamente no logra sacudirse ni los males de la estacionalidad ni un elevado índice de desempleo que agobia, sobre todo, a los más jóvenes.