Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

Una quiosquera y un inspector de Hacienda de Madrid detenidos por pornografía infantil

EFE ·01/03/2011 - 10:17h

EFE - Fotografía facilitada por la Policía Nacional de una novedosa herramienta forense denominada "Gnuwatch", desarrollada en EEUU, que ha sido utilizada por agentes policiales en una operación que ha permitido la detención de 10 pedófilos.

Una quiosquera de Segovia y un inspector de Hacienda de Madrid figuran entre los diez detenidos por posesión y distribución de pornografía infantil en Internet, en una operación en la que también ha sido arrestado un hombre de Alicante, que grababa con una cámara oculta en el baño a su cuñada de 13 años.

La mujer arrestada, de 41 años, soltera y sin hijos y propietaria de un quiosco en Segovia, ha reconocido ante la Policía Nacional que descargó conscientemente archivos de pornografía infantil de la Red.

La confesión de la mujer ha sido ratificada después por el contenido del disco duro de su ordenador, en el que los agentes han encontrado abundante material pederasta.

"Es la primera vez que detenemos a una mujer que ha reconocido haberse descargado adrede este tipo de archivos", ha asegurado en rueda de prensa Enrique Rodríguez, inspector de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía.

Otro de los detenidos en esta última operación es un electricista en paro de Alicante, que grababa con una cámara oculta a su cuñada de 13 años mientras se duchaba en el baño de su domicilio.

El hombre, casado y que vivía con la menor, había instalado en una rejilla del cuarto de baño y en un cesto de la ropa una cámara de vídeo digital con la que grababa a la joven mientras se aseaba y sin que ella sospechara nada.

En su declaración ha reconocido los hechos y, en su ordenador la Policía ha encontrado varios vídeos en los que aparece su cuñada.

Los investigadores tratan ahora de determinar si el detenido ya había distribuido estos vídeos a través de la Red o si, lo que es más grave, los había ofrecido para su venta.

Pese a estas pruebas y a que se le acusa de producir material pedófilo, el juez no ha decretado su ingreso en prisión.

Por contra, sí ha ingresado en la cárcel otro de los detenidos en la operación, un hombre arrestado en Cantabria, que había acumulado innumerables archivos pederastas en sus equipos informáticos.

Además de estos arrestados, la Policía también ha detenido a un inspector de Hacienda de Madrid, de 56 años, casado y con hijos, que también era "consumidor" de pornografía infantil y que había descargado y distribuido este material en la redes "peer to peer".

Como ha recordado el inspector Rodríguez, este tipo de delitos no entiende de profesiones o clases sociales, ya que entre los detenidos en esta última investigación "hay de todo": además de la quiosquera y el inspector de Hacienda, hay varios desempleados, un taxista, un barrendero, un informático o, incluso , un jubilado.

Esta operación contra la pederastia no habría sido posible sin el novedoso programa "GNUWATCH", una herramienta informática utilizada ahora por primera vez por la Policía para rastrear la Red y que es capaz de localizar geográficamente a los internautas que descargan e intercambian estos archivos.

"Este nuevo 'vigilante' tiene una efectividad del 100 por 100", se ha felicitado Rodríguez, que ha explicado que el programa, desarrollado en EEUU, tiene una extensa base de datos de fotografías y vídeos de pornografía infantil que después busca en Internet.

La diferencia entre ésta y otras aplicaciones empleadas hasta ahora por la Policía, es que "GNUWATCH" localiza la dirección IP y la ciudad en la que se encuentra el pedófilo, de forma que es mucho más fácil de identificar y detener.

Además, el nuevo programa no solo busca archivos con nombres de contenido claramente pornográfico, sino que es capaz de rastrear el 'hash' de estos archivos, una especie de 'ADN' o de 'número de serie' único de todo el material que circula por la Red.