Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

La disminución auditiva es común en adultos mayores: encuesta

Reuters ·01/03/2011 - 15:10h

Por Frederik Joelving

Casi dos tercios de los estadounidenses mayores de 70 años tienen algún grado de disminución auditiva, según la primera estimación nacional.

Los resultados surgen cuando los expertos del Equipo de Servicios Preventivos están actualizando las recomendaciones sobre el control de la pérdida auditiva en mayores de 50 años y una semana después de que otro estudio demostrara que uno de cada nueve adultos de 45 a 54 años y más del 90 por ciento de los mayores de 80 tiene algún grado de pérdida auditiva.

El nuevo estudio reveló que menos de uno de cada cinco de los mayores de 70 años usa audífonos.

"Necesitamos descifrar cómo la pérdida auditiva impacta en los adultos mayores", dijo el autor principal del estudio, doctor Frank R. Lin, cirujano de oído de la Johns Hopkins University, Baltimore. Journal of Gerontology: Medical Sciences publicó los resultados.

En un estudio dado a conocer a comienzos de este mes, el equipo de Lin reveló que los adultos mayores con problemas auditivos tienen altas tasas de demencia. Pero se desconoce si existe una relación causa-efecto.

Hasta ahora, dijo Lin, la pérdida auditiva no se consideraba tan importante en los adultos mayores como en los niños y adolescentes.

La mayoría de las aseguradoras de salud de Estados Unidos, por ejemplo, no cubre el valor de los audífonos para adultos mayores (un par cuesta 4,000 dólares), aunque sí lo hace para niños.

Según la revisión de estudios, el Equipo de Servicios Preventivos concluyó que existe un buen motivo para creer que los audífonos mejoran la calidad de vida.

El equipo de Lin utilizó datos de 717 personas, a las que se evaluó la audición entre el 2005 y el 2006 durante el Sondeo Nacional de Salud y Examinación Nutricional.

Más de un tercio tenía una disminución auditiva leve, que imposibilita seguir una conversación en un restaurante ruidoso. Un cuarto tenía una disminución moderada y menos del 1 por ciento tenía problemas auditivos graves.

"La cantidad total de personas con pérdida auditiva está creciendo", dijo Lin, "principalmente porque vivimos más", explicó. De hecho, agregó, el riesgo absoluto habría disminuido levemente.

A diferencia de los blancos, los afroamericanos tenían un tercio de posibilidad de perder la audición. Para Lin, eso quizás esté asociado con los altos niveles de melanina, que en la población negra protege el oído medio del daño de los radicales libres y otras sustancias.

El equipo está estudiando cómo influiría la entrega de audífonos a los adultos mayores.

"No hay duda de que mejorarán la comunicación y la calidad de vida", sostuvo Lin. "Pero, ¿mejoran resultados más importantes, como la cognición y el aislamiento social? No lo sabemos", puntualizó.

FUENTE: Journal of Gerontology: Medical Sciences, online 27 de febrero del 2011.