Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

Rajoy defiende la prestación "pública y privada de servicios"

El líder del PP dice que él "nunca" congelará las pensiones y se propone "reforzar" la Ley de Dependencia

PUBLICO.ES / EFE ·01/03/2011 - 14:54h

No congelar nunca las pensiones, potenciar la Ley de Dependencia y defender la prestación tanto pública como privada de servicios. Éstos fueron algunos de los compromisos en materia social que asumió Mariano Rajoy, presidente del PP, en el acto de clausura de una conferencia sobre mayores.

Pensando ya en el Gobierno, Rajoy se dirigió a los mayores en un tono solemne. Prometió que él jamás congelará las pensiones y asumió como reto principal la creación de empleo y después que la Ley de Dependencia "no sea papel mojado". Rajoy cree que el Gobierno le ha dedicado "mucha demagogia y muchos telediarios", pero no dota la norma de la financiación adecuada.

Sobre las pensiones no dio muchos detalles, salvo que aboga por alargar la vida laboral con incentivos siempre que la persona así lo quiera y que para preservar un buen modelo de pensiones tiene que haber puestos de trabajo y cotizantes, de ahí que su prioridad sea dinamizar el empleo.

Su objetivo principal con la Ley de Dependencia será hacerla funcionar como "un instrumento útil", para lo que es imprescindible, dijo, su "armonización". "No queremos 17 leyes diferentes; creemos en la igualdad de todos, queremos que haya los mismos baremos de evaluación en todas las comunidades y que los servicios sean equitativos y de calidad", recalcó Rajoy.

Estado de bienestar, invención de la derecha

Más allá de sus promesas, Rajoy aprovechó la ocasión para, según él, "desmitificar y poner en evidencia algunos de los asuntos de los que presume la izquierda con razón y sin resultados", todos ellos sobre la construcción del Estado de bienestar.

Subrayó que el Partido Popular apuesta por una educación y una sanidad públicas, universales y gratuitas, así como por un sistema de pensiones retributivas, ya son "los tres pilares básicos" del bienestar.

Rajoy puso énfasis en declarar que esos pilares "no los ha inventado la izquierda", toda vez que el origen de los mismos está "en los conservadores y en los demócrata-cristianos".

Pero, acto seguido, Rajoy también se mostró a favor de que las prestaciones que se den a los ciudadanos se puedan hacer tanto desde el ámbito público como privado.

El dirigente nacional del PP recalcó que estos dos ámbitos "son compatibles" y señaló en concreto que, desde la defensa de una sanidad y una educación "pública, universal y gratuita", también es posible que ambos servicios se puedan ofrecer desde la iniciativa privada.