Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

"Pep no se queja nunca"

El último lamento de Mourinho incluso consigue que Rosell entre a contestar una polémica que no atañe directamente al Barcelona

RUT VILAR / GERMÁN ARANDA ·01/03/2011 - 01:00h

Lejos de enfrascarse en si lleva o no razón Mourinho al denunciar un supuesto trato de favor hacia el Barcelona en la programación del calendario, desde el club catalán se limitaron a recordarle ayer que esto es lo que hay cuando se dirige a un equipo como el Real Madrid. La competición no da respiro a los grandes de Europa, en pugna muchos ellos por más de un torneo. "Así es el deporte", resolvió Sandro Rosell, habitualmente reacio a comentar cuestiones de actualidad que no atañen a su equipo.

"Los jugadores de rugby, los de baloncesto de la NBA o los nuestros, los del Barça, juegan domingo, miércoles, sábado, martes... Cuando les toca", insistió el presidente del Barça durante la presentación del partido de Copa de Europa que la USAP disputará frente al Toulon en el Estadi Lluís Companys el 9 de abril.

Luego, cuestionado Rosellpor si Guardiola ha llamado en alguna ocasión a la puerta de su despacho para protestar por lo apretado del calendario, el dirigente zanjó: "Pep no se queja nunca". Y es que desde el Barcelona se considera que los lamentos de Mourinho no atienden a razón alguna. "El calendario es igual para todos. Todos jugamos alguna vez en sábado y martes", declaró Pedrito a TV3.

En Madrid, en cambio, Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del club, intentó justificar los lamentos del entrenador portugués: "No creo que él lo ponga como excusa, sino como una realidad desde su punto de vista. Él piensa que cuando el Real Madrid juega entre semana, el fin de semana debería de tener un poquito más descanso y viceversa", apuntó. Además, obviando su propia experiencia como futbolista, Butragueño se alineó con el entrenador y aseguró: "Quizá sí nos hemos dejado puntos en algunos campos por jugar domingo y miércoles".

El presidente del Madrid, Florentino Pérez, evitó en cambio referirse a las quejas de Mourinho. Escuchó Pérez satisfecho los elogios que brindaron al club los políticos presentes en la firma del acuerdo con la entidad para la promoción internacional de España y Madrid como destinos turísticos. "Para muchos, la imagen del Madrid es la imagen de España. Nosotros lo asumimos con orgullo y responsabilidad para transmitir los valores de humildad, talento y entrega que nuestro club representa", dijo.

Lo cierto es que hasta el momento, Barça y Madrid han tenido un calendario parejo. Aunque los azulgrana han disputado dos partidos más que los blancos (40 por 42), porque jugaron la Supercopa. En cuanto a los horarios, en la Liga, según marca el contrato televisivo, cuando termine la temporada, ambos conjuntos habrán disputado ocho partidos en sábado a las 22 horas y otros ocho en domingo a las 21. Como los últimos años.

La polémica traspasó el eje Madrid-Barcelona. Así, Gregorio Manzano, al que Mourinho ninguneó poco después de llegar a Madrid "no sé quién es", dijo el luso como respuesta a una crítica del jienense en su época de comentaristas, antes de coger al Sevilla, también intervino: "Hemos jugado cuatro partidos en nueve días y no nos quejamos". Domínguez recordó que antes del cruce copero con el Madrid casualmente el Atlético tuvo que jugar los lunes.

"Mourinho es muy inteligente", esgrimió Dani Alves. "Intenta desviar la atención, captarla él para que no se hable de sus jugadores. Pero al final, la gente no es tonta y lo acabará descubriendo."

El brasileño también se refirió ayer a las negociaciones que mantiene con elBarça para renovar su contrato, que expira en 2012. "Yo apostaría el 100% a que me voy a quedar aquí; yo desearía acabar aquí, que se prolongue este sueño, pero no sé si todos quieren que siga", apuntó sin desvelar a quién se refería.