Sábado, 12 de Enero de 2008

Soria subraya que la polémica sobre el aborto se plantea a dos meses de los comicios

EFE ·12/01/2008 - 20:17h

EFE - El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, considera que la justicia debe "seguir su curso" ante los casos de presuntos incumplimientos de la ley del aborto, aunque ha expresado su sorpresa por la polémica suscitada "con virulencia a dos meses de las elecciones".

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, considera que la justicia debe "seguir su curso" ante los casos de presuntos incumplimientos de la ley del aborto, aunque ha expresado su sorpresa por la polémica suscitada "con virulencia a dos meses de las elecciones".

Bernat Soria ha realizado estas declaraciones antes de clausurar en Barcelona el encuentro de la European Science Foundation, en la que ha resumido su trabajo sobre las células productoras de insulina obtenidas a partir de células madre, una línea de investigación en la que ha trabajado en los últimos años como director del Centro Andaluz de Medicina Regenerativa (CABIMER).

El titular de Sanidad ha comentado, a preguntas de los periodistas, la polémica surgida por las investigaciones judiciales en marcha en Barcelona y en Madrid en relación con casos de supuestos abortos ilegales.

A finales del año pasado fueron detenidas en la capital catalana doce personas, de las que cinco permanecen en prisión sin fianza, a las que se les imputan los delitos de aborto ilegal, asociación ilícita y falsedad documental.

En Madrid, unas 25 mujeres usuarias de la Clínica Isadora han sido citadas estos días por el juzgado para declarar como testigos sobre unas presuntas irregularidades en este centro de interrupción voluntaria de embarazos.

El titular de Sanidad ha explicado que las cifras sobre abortos en los últimos veinte años reflejan un progresivo aumento, ligado al incremento de la población, y ha añadido: "también hubo un incremento notable durante el gobierno del PP".

El Gobierno, ha agregado Soria, tiene la obligación de garantizar en todo momento una prestación sanitaria que debe ofrecerse con las mejores garantías posibles.

Tras afirmar que la justicia "tiene que seguir su camino", ha señalado "cierto elemento de sorpresa" por que "algo que ocurre desde hace veinte años salga ahora con virulencia, a dos meses de las elecciones, cuando diferentes gobiernos han procurado salvaguardar el ejercicio de una prestación sanitaria".

Sobre una posible reforma de la ley de Interrupción del Embarazo, no le consta que esté en la agenda política y, aunque considera "razonable" que exista un debate en torno a esta cuestión, cree prioritario "el derecho de los ciudadanos a recibir una prestación".

El ministro de Sanidad no ha querido pronunciarse sobre el hecho de que, en Madrid, agentes de la policía se hayan presentado en casa de mujeres que habían abortado para citarlas a declarar, para ser "respetuoso con las actuaciones de la justicia".

Sin embargo, sí ha indicado que Madrid es la comunidad donde más abortos se practican, por lo que ha pedido un informe para reflexionar sobre este hecho.

Por otra parte, y con relación al debate ético que tiene lugar en torno a la investigación con células madre, ha recordado que cada vez que hay avances científicos "ocurre lo mismo" y, a modo de ejemplo, ha recordado la negativa de "personas con sotana" a que a las mujeres se les suministrara anestesia durante el parto porque, según la Biblia, las mujeres deben "parir con dolor".

Sin embargo, "ahora eso ya no se plantea, se ha olvidado" y se ha mostrado convencido de que las reticencias a la investigación con células madre desaparecerán a medida que se logren aplicaciones clínicas que permitan ofrecer soluciones a los pacientes.