Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

El 'Mou team' no está cansado, sino confundido

El empate de Riazor reabre un debate en el que el propio Mourinho se contradice

ENRIQUE MARÍN ·01/03/2011 - 08:30h

Al Madrid sólo le ha faltado puntería para ganar al Depor". En un intento por ser más mourinhistas que Mourinho, los apologistas del portugués y del superproyecto que lidera no dudaron en recurrir a Perogrullo para justificar un empate que reabre el debate físico.

En la misma rueda de prensa de Riazor Mourinho pasó de asegurar que "los que decidieron que jugásemos hoy (por el sábado) sabían lo que estaban haciendo", a contestar que "no me ha parecido que mi equipo estuviera cansado". Y así fue, pues el Madrid acabó el partido poniendo cerco a la portería de Aranzubía. Como las deficiencias del Mou team tampoco son técnicas, todo apunta a desajustes o carencias tácticas, de ahí que más que cansados, los blancos estén confundidos. "El Madrid actual es muy fácil de analizar porque siempre juega igual y sabíamos qué errores no podíamos cometer", dijo Lotina después de que su Depor le rascara un punto a los blancos, como antes hicieron Mallorca, Levante y Almería, gesta elevada al cubo por Osasuna. Cinco campos en los que el Madrid sólo fue capaz de marcar un gol, por los 18 del Barça en cuatro de ellos, a la espera de visitar el Ciutat de Valencia.

El luso apenas reparte minutos, pero su equipo corre mucho, aunque mal

"Cuando jugaron con dos puntas pasamos un momento malo porque no podíamos salir", confesó Lotina, dejando claro cuál debería haber sido el planteamiento inicial de Mourinho y no sólo el de emergencia. Con Cristiano siempre en el once, las rotaciones no le funcionaron al portugués y sólo cuando rectificó su equipo siguió jugando mal, aunque al menos creó ocasiones.

De los 35 jugadores de los que dispone Mourinho, incluyendo a los del filial que están inscritos en la Liga de Campeones, cinco no se han estrenado en ninguna de las tres competiciones (Pacheco, Mejías, Isaac, Jesús Fernández y Álex) y cuatro lo han hecho de manera testimonial (Juan Carlos, Morata, Sarabia y Juanfran). Dudek, lesionado en la Champions, ha cedido la suplencia de Casillas a Adán. A diferencia de Guardiola, que ha utilizado la Copa, no sólo para dosificar a jugadores como Valdés, Alves, Puyol, Busquets, Iniesta y Villa, sino también para dar minutos a otros como Pinto, Adrián, Mascherano, Keita y Bojan, el once tipo de Mourinho en la Liga es muy parecido al de la Copa, con el único cambio, y por lesión, de Albiol por Pepe. Cierto que el trayecto del Barça hasta la final de Mestalla ha sido menos exigente, pero si jugadores como Granero, Pedro León, Lass o el mencionado Albiol no sirven para hacer competitivo al conjunto blanco en la Copa es que algo falla. Mourinho reduce su plantilla a 15 jugadores, con Adebayor ocupando la vacante de Higuaín. Granero, con casi la mitad de minutos que su antecesor en la lista, encabeza el grupo de jugadores florero.

El Madrid corre, llega al área y remata más que el Barça, pero, lo hace peor. No es una cuestión de cantidad, sino de calidad. Tampoco de puntería, sino de precisión. "El Madrid se desgasta más", apuntaba ayer Cruyff, "porque no controla los partidos". Al Madrid se le puede dar el balón mientras no se le den espacios. Su problema es claramente de entrenador, aunque este sigue empeñado en impregnarse de un victimismo que le impide hacer mejor a su equipo y que atenta contra la historia de un club que si de algo presume es de señorío.