Archivo de Público
Lunes, 28 de Febrero de 2011

Las niñas con migraña aumentan de peso

Reuters ·28/02/2011 - 22:55h

Por Frederik Joelving

Las niñas que sufren migrañas son más propensas que el resto a engordar en el tiempo.

Un equipo halló que cuatro de cada 10 mujeres que habían tenido migrañas en la niñez habían engordado 11 kilos desde los 18 años, comparadas con tres de cada 10 sin el trastorno, que causa severos dolores de cabeza.

Es conocido que la migraña está asociada con la obesidad, pero el resultado se mantuvo aun tras considerar que las niñas con migrañas podían haber tenido más sobrepeso que el resto.

Según los autores, el nuevo estudio, publicado en Headache, es el primero que relaciona las migrañas infantiles con el aumento de peso en el tiempo.

Es posible que el dolor, que a veces aparece con náuseas y vómitos, haga que las mujeres coman distinto o alteren su actividad física. Sin embargo, el estudio no fue diseñado para aclarar esas dudas.

Pero sí reveló que, de alguna manera, el peso y las migrañas se retroalimentan, dijo Michelle A. Williams, de la University of Washington, Seattle, que dirigió el estudio.

El equipo de Williams analizó datos de más de 3.700 participantes de otro estudio sobre resultados del embarazo. Los especialistas le consultaron a cada mujer su peso y altura a los 18 años y antes de quedar embarazada, y si alguna vez un médico le había dicho que tenía migrañas.

Más de una de cada seis dijo que le habían diagnosticado este problema, que es común en las mujeres y le cuesta a Estados Unidos unos 20.000 millones de dólares anuales en pérdida de productividad y atención médica.

Una de cada seis mujeres con peso normal tenía migraña diagnosticada, comparado con una de cada cuatro mujeres obesas. Tras descartar otros factores, como presión alta y tabaquismo, el riesgo de sufrir ese trastorno seguía alto en las mujeres con sobrepeso y crecía con el peso.

"Comparado con las mujeres con peso normal, las obesas mórbidas tenían dos veces más riesgo de sufrir migrañas", dijo Williams a Reuters Health por correo electrónico.

Confiar en la memoria de las participantes fue una de las limitaciones del estudio. Aun así, los resultados respaldan hallazgos de estudios que habían demostrado una relación entre el peso y las cefaleas en niños y adultos (aunque esa asociación se debilita en las mujeres con el paso de los años).

"Adhiero al consejo de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades que promueve un estilo de vida que incluye tener una alimentación saludable, hacer ejercicio regularmente y evitar subir de peso en la edad adulta", dijo Williams, luego de opinar que se necesitan más estudios.

FUENTE: Headache/The Journal of Head and Face Pain, online 26 de enero del 2011.