Archivo de Público
Martes, 1 de Marzo de 2011

Robadas 30 armas en un cuartel de Badajoz

Los agentes sospechan de un grupo mafioso albanés

I. ADURIZ / Ó. LÓPEZ-FONSECA ·01/03/2011 - 08:00h

EFE - Entrada a la base militar General Menacho (Badajoz), lugar del robo.

Diez pistolas y 20 modernos fusiles de asalto HK. Ese es el botín que consiguieron en la noche del domingo al lunes el grupo de desconocidos que consiguió burlar la seguridad de la Base Militar General Menacho de Botoa (Badajoz) y entrar en sus instalaciones. "Fue un robo de profesionales. Sabían a lo que iban y dónde estaba", destacan fuentes cercanas a la investigación, que recalcan la rapidez con la que se cometió el asalto.

Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron ayer que pasaron "escasos minutos" entre que saltaron las alarmas y los militares llegaron a la sala donde se guarda el armamento y, sin embargo, los ladrones ya habían huido con las armas. Las primeras pesquisas se dirigen hacia un grupo de delincuentes de origen albanés que en los últimos meses ha cometido otros robos nocturnos en empresas extremeñas y de Andalucía.

Los delincuentes usaron un vehículo del Ejército para moverse por la base

La sustracción de las 30 armas se produjo pocos minutos después de la medianoche de ayer. Según explicaron desde el departamento que dirige Carme Chacón, en un primer momento saltó la alarma que se activa cuando alguien toca la alambrada que rodea el perímetro del acuartelamiento, de varios kilometros. Los efectivos acudieron a ver qué ocurría, aunque no observaron ninguna anomalía, por lo que achacaron la alerta a la acción de algún animal salvaje.

Sin embargo, poco después la alarma saltó por segunda vez. En este caso, la intrusión era en el armero. Cuando los militares llegaron al lugar, sólo pudieron ver que las puertas estaban forzadas y faltan las armas. Posteriormente, descubrieron un agujero en la alambrada exterior por la que los ladrones huyeron con el botín a bordo de uno o dos varios vehículos que les esperaban. La frontera con Portugal se encuentra a escasos kilómetros del cuartel. Los militares también encontraron un todoterreno de la base que los ladrones utilizaron para moverse por la misma tras practicarle un puente.

Información muy concreta

Los investigadores creen que alguien "de dentro" facilitó a la banda información

El hecho de que los delincuentes supieran dónde se encontraban las armas hace sospechar a los investigadores de que contaron con información facilitada por alguien "de dentro" del cuartel o que lo conociera muy bien. La Guardia Civil envió ya ayer desde Madrid a un Equipo de Crimen Organizado (ECO), especialista en investigar este tipo de delincuencia, para realizar una nueva inspección del lugar y dirigir la investigación.

La base ya sufrió hace tres años el intento de robo de la caja fuerte de un cajero de la sucursal bancaria que está en sus instalaciones. Entonces, los asaltantes intentaron arrastrar el cajero con un vehículo militar acorazado.