Sábado, 12 de Enero de 2008

Zapatero presenta al PP como «el partido del miedo»

Advierte de que sólo se acabará la crispación si la derecha «pierde las elecciones con claridad»

G. LÓPEZ ALBA ·12/01/2008 - 19:25h

Confianza y convivencia frente a miedo y crispación. Esta es la disyuntiva en la que José Luis Rodríguez Zapatero pretende poner a la ciudadanía para que el 9 de marzo le otorgue "una mayoría ampliada", con la advertencia de que "la crispación sólo se acabará" si la derecha "pierde y pierde con claridad".

Para lograrlo, convocará a "una alianza por el cambio" a "todos los que están decididos a que el porvenir sea mejor" y a reivindicar activamente "el derecho de España a tener éxito", frente a una alternativa que "ha puesto la esperanza de su éxito en el fracaso de todos".


El líder del PSOE dejó ayer claro que no sólo es el cartel electoral de su partido, sino que también será quien marque la estrategia a seguir. En un atípico Comité Federal, celebrado en un hotel y ampliado a los cabezas de lista para el Congreso y el Senado, Zapatero avanzó las líneas maestras del DAFO de la campaña socialista, al menos para su arranque, y adoctrinó en ellas al resto de los candidatos desde la posición de "cabeza de todas las listas del PSOE" que es en la práctica del sistema político español.


En el escenario le escoltaba el plantel de los elegidos, los números uno al Congreso -con la única ausencia, por el fallecimiento de un familiar, de Alfredo Pérez Rubalcaba, y un lugar de privilegio para Jesús Caldera, sentado entre los dos vicepresidentes-. En la fila cero escuchaba paciente y disciplinadamente Felipe González. Y en los asientos de platea, algunos no disimularon para tomar notas con papel y bolígrafo.

El manual de campaña


Debilidades: "El PP es el partido del miedo". Argumentario: "El miedo es el instrumento favorito de la derecha más integrista para lograr la dominación política. Es así desde la Transición, pero ahora más que nunca. No tienen ideas ni valor para decir lo que quieren hacer con muchos de los derechos que hemos conquistado. Si cuando decían que la economía iba bien aprobaban el decretazo, congelaban el salario mínimo, se construían menos viviendas de protección oficial... ¿que harán ahora que dicen que estamos en recesión? El futuro no pasa por la recesión ni por el recorte de las prestaciones, sino por el crecimiento económico, la creación de empleo y la ampliación de las políticas sociales".


Fortalezas: "Nosotros somos la mejor garantía de convivencia". Argumentario: "La convivencia exige disposición al pacto, algo que nosotros tenemos acreditado como seña de identidad porque hemos estado en todos los consensos desde la Transición. De todas las propuestas poco creíbles de la derecha, la menos creíble, la más impúdica y desvergonzada, es la de que va a restablecer consensos. Con la trayectoria que han tenido en esta legislatura, es una propuesta inverosímil en ellos. España, por más que le pese a la derecha, sólo se puede gobernar con talante".


Oportunidades: "¿Para qué una mayoría más amplia?". Argumentario: "Para alcanzar el pleno empleo, para aplicar en toda su extensión la ley de Igualdad, para garantizar el despliegue de la Ley de Dependencia, para hacer un pacto con la ciencia que sitúe a España entre los 10 mejores países del mundo en innovación y desarrollo, para controlar el cambio climático y convertirlo en una oportunidad para el liderazgo de nuestra empresas y de nuestro país...".


Amenazas: "La derecha no es débil". Zapatero dejó para Manuel Chaves, que le precedió en el uso de la palabra como presidente del partido y candidato a la reelección en la presidencia de Andalucía, la exposición de este apartado del DAFO de campaña. Argumentario: "La derecha ha cometido muchos errores, pero no es una derecha débil. No la despreciemos. Ya estamos viendo cómo se están movilizando todos los sectores reaccionarios. Tenemos que movilizarnos y explicar que no es lo mismo que gobierne la izquierda o la derecha. Ya hemos tenido la experiencia de los gobiernos de Aznar".


El manual de estilo

Zapatero no se limitó al DAFO de campaña, sino que también hizo una incursión en el manual de estilo del candidato socialista: "Respeto al adversario, contagiar un optimismo productivo, aceptar todos los debates y entrevistas -cuanto más nos vean, más apoyo tendremos-, y hablar alto y claro".

Para aliviar la exposición del bussines plan, Zapatero introdujo una dosis de suspense. "Nosotros estamos centrados...", dijo, y el auditorio contuvo el aliento, hasta que aclaró: "Estamos en el mismo sitio, centrados, porque somos lo que siempre hemos sido: somos de izquierdas y gobernamos para todos".