Archivo de Público
Martes, 22 de Febrero de 2011

China planea frenar la contaminación de metales pesados

Reuters ·22/02/2011 - 14:55h

Por Michael Martina

La agencia de protección ambiental de China prometió limitar la contaminación por metales pesados en un intento por reducir la expansión de los contaminantes industriales como el plomo que intoxicaron a niños y generaron fuertes protestas.

Máximo consumidor y productor de plomo del mundo, China ha tenido problemas para frenar la contaminación debido a escasas y laxas regulaciones ambientales ante la rápida expansión de la economía. Los envenenamientos con plomo, especialmente en niños, encendieron la ira pública.

"La prevención de la contaminación de metales pesados concierne a la salud de las personas, especialmente la salud infantil, y aporta a la armonía social y a la estabilidad", dijo en un discurso el viernes el ministro de Protección Ambiental, Zhou Shengxian. El resumen del discurso fue publicado el martes en la página de internet del ministerio.

Con el nuevo plan diseñado por Zhou, Pekín apuntará a reducir para el 2015 un 15 por ciento de los niveles de polución del 2007 en regiones e industrias clave, como la fabricación de baterías de ácido-plomo y la fundición de plomo.

El proyecto incluirá provisiones para que los funcionarios locales se hagan responsables de las metas de reducción, dijo Zhou, quien añadió que se realizarán investigaciones serias en las regiones que no cumplan con los requerimientos del plan.

China ha prometido en varias ocasiones limpiar su contaminado ambiente. Pero suele fallar en la conjunción de la retórica con los recursos y el deseo político de fortalecer los mandatos de Pekín, dado que los funcionarios colocan el desarrollo económico por delante de la protección ambiental.

En enero, más de 200 niños que habitan cerca de plantas de producción de baterías en el este chino mostraron elevados niveles de plomo en sangre, lo que llevó a los padres a pedir compensaciones al Gobierno.

El plomo no es el único metal pesado que está afectando el ambiente chino y la salud de los ciudadanos.

La minera china Zijin Mining fue obligada a pagar millones de yuanes en multas por su papel en una serie de fallas ambientales, incluida una filtración de desechos en el agua en el 2010, en su mina de cobre y oro en la provincia de Fujian, que generó el ingreso de toxinas en el río Ting.

China Daily citó la semana pasada un estudio de un profesor de la Universidad Agrónoma de Nanjing que mostró que el 10 por ciento del mercado de arroz chino, y más del 60 por ciento del arroz cultivado en algunas provincias del sur del país, contendría niveles elevados de cadmio.

La exposición prolongada al cadmio puede dañar los pulmones, la sangre, el corazón y los riñones.