Archivo de Público
Lunes, 21 de Febrero de 2011

Martí revela que Montilla pidió en persona a Hereu que no fuera candidato

EFE ·21/02/2011 - 12:08h

EFE - La candidata Montserrat Turá (d) felicita al alcalde de Barcelona Jordi Hereu (i) por su victoria en las elecciones primarias para elegir al cabeza de lista del PSC al Ayuntamiento de Barcelona en las próximas elecciones municipales.

El primer secretario de la federación del PSC en Barcelona, Carles Martí, ha revelado hoy que el primer secretario del PSC, José Montilla, pidió al alcalde, Jordi Hereu, que no repitiese como candidato "en una reunión privada y personal".

En declaraciones a COM-Radio recogidas en un comunicado de la emisora, Martí reconoce que nadie "exigió" a Hereu que abandonara "porque evidentemente al alcalde no se le exigen las cosas, pero sí, desde la dirección nacional se le había pedido, y muchos miembros habían dado su opinión abierta y sincera de que no era el mejor candidato".

Según Martí, también se lo pidió "el señor Montilla en una reunión privada y personal".

"Con la dirección nacional es obvio que había una discrepancia de criterios. Crían que se tenía que confiar en otro candidato. Pero ahora el debate se ha acabado y la dirección dará apoyo a la propuesta de la federación de Barcelona", ha señalado Carles Martí.

Respecto al futuro del PSC y su congreso de renovación de otoño, el primer secretario de la federación barcelonesa ha dicho que "todas las cuestiones relacionadas con el congreso ni se han comenzado a escribir, no estamos ni en mantillas. Esto vendrá después de las municipales".

Carles Martí confía en remontar las encuestas desfavorables y ha reconocido que se necesita una renovación. "El partido tiene que estar plenamente dispuesto a abrirse al máximo (...) a personas que trabajan en los barrios, en políticas sociales, del mundo de la intelectualidad, del mundo social y económico, eso sí".

El primer secretario del PSC de Barcelona ha aprovechado para criticar el proyecto de Xavier Trias, al que considera "una alternativa menos equitativa, peor para Barcelona y la economía menos saneada, y si no miren el modelo de los ayuntamientos conservadores de Madrid o Valencia".