Sábado, 12 de Enero de 2008

El PSOE estudia suprimir la obligatoriedad de la cuota cameral para los autónomos

B. CARREÑO / A. ESTRADA ·12/01/2008 - 18:07h

Hacer de las Cámaras de Comercio e Industria instituciones verdaderamente representativas y eficaces para todos los emprendedores". Ésta era la promesa que recogía el progama del partido socialista en las elecciones de 2004. Tras comprobar, una legislatura después, la difícil consecución de este compromiso, la Ejecutiva del PSOE estudia llevar a su programa para 2008 otra medida más práctica y eficaz: abolir la obligatoriedad del pago de la cuota a las cámaras de comercio por parte de los autónomos.

La medida, reinvindicada por las dos principales asociaciones de autónomos del sector (la Federación de Autónomos, ATA, y la Unión de Trabajadores Autónomos UPTA), ha generado una gran polémica dentro del seno del propio partido. El PSOE cierra esta semana su programa económico y los partidarios de la cuota aún tienen tiempo de presionar.

Las principales razones que esgrimen las asociaciones por cuenta propia para declararse insumisos al pago es la libertad de afiliación, que en su opinión se rompe ante la obligatoriedad del cargo, y el hecho de que las cámaras de comercio no representan sus intereses.

Abono automático

Hasta ahora, al darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), Hacienda transmitía los datos de alta a las Cámaras para que estas contaran con el nuevo empresario entre sus filas. El cálculo de la cuota que el autónomo debe abonar se calcula sobre el 0,15% de sus rendimientos.
En unas recientes declaraciones el presidente de la federación de autónomos, Lorenzo Amor, recordaba que el problema no es la cuantía del importe - 30 euros de media-, sino en que restringe la libertad de decisión de los autónomos. Tanto Amor como Sebastián Reyna, el representante del UPTA, defienden que sólo los autónomos que se sientan representados deben rendir cuentas a las Cámaras.

Si las Cámaras hicieran efectivo el pago a los 3,1 millones de autónomos podrían ingresar 105 millones anuales. Lo curioso es que muchos autónomos no saben que están obligados a pagar este recibo hasta que la Cámara de su respectiva demarcación les avisa de que están incurriendo en un impago. La situación de insumisión se da en varias comunidades autónomas desde hace años.

Los autónomos ya fueron una de las principales apuestas de esta legislatura, en la que todos los partidos políticos aprobraron por unanimidad el Estatuto del Trabajo Autónomo. La inminente campaña también les va a dar un papel relevante.