Sábado, 12 de Enero de 2008

Zapatero dice que el PP es el partido del miedo y lo alimenta para que le den el poder

EFE ·12/01/2008 - 13:31h

EFE - El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención hoy en el acto politíco organizado por el partido para presentar a los cabezas de lista del PSOE para las próximas elecciones generales.

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado hoy que el PSOE es la garantía del equilibrio, la convivencia y el progreso de España mientras que el PP es "el partido del miedo" que pretende alimentar ese sentimiento entre los ciudadanos no para protegerlos, sino para que le entreguen el poder.

Zapatero ha intervenido junto al presidente andaluz, Manuel Chaves, en el acto organizado tras la reunión del Comité Federal del PSOE que ha aprobado por unanimidad sus listas para las elecciones del 9 de marzo, y en el que ha aprovechado para anunciar que el superávit de las cuentas públicas en el año 2007 superó el 2 por ciento del PIB.

El candidato a repetir como presidente del Gobierno ha expuesto una serie de contraposiciones entre lo que representan el PSOE y el PP, otorgando a su partido un papel de garante del futuro y al liderado por Mariano Rajoy de generador de miedos desde la Transición.

"Miedo -ha precisado- a la libertad, al divorcio, a la emancipación de las mujeres, al Estado autonómico, a las armas de destrucción masiva que luego no existían, a la educación, a la ciudadanía, a la Educación para la Ciudadanía, a la España que se rompe o al fin de la familia y ahora a la economía".

Ante esa actitud, ha advertido que "cuando un partido o un Gobierno alimenta el miedo y alimenta la debilidad de los ciudadanos no es para protegerlos, sino para que le entreguen el poder, el control de las cosas de todos", y ha alertado de propuestas "inverosímiles" que el PP anunciará próximamente.

Pero ha destacado que "la más impúdica y desvergonzada" es la de restablecer consensos cuando durante la legislatura sólo ha promovido la obstrucción y la crispación.

Frente a ello, ha asegurado que el consenso es la "seña de identidad" socialista, y España, "mal que les pese a algunos de la derecha, sólo puede gobernarse con talante".

Por eso, Zapatero se ha mostrado convencido de que los socialistas son "la garantía del equilibrio y del progreso de España".

Garantía de equilibrio social entre mujeres y hombres, entre generaciones, entre Comunidades Autónomas, y garantía de convivencia entre todos los españoles, según Zapatero.

En este sentido, ha destacado el papel cumplido por el PSOE en los últimos treinta años como representante de los ciudadanos, y ha insistido en que es el partido que mejor representa a España, "a los españoles de todos los puntos cardinales", "porque -ha subrayado- somos como la mayoría y también porque somos para la mayoría".

Para seguir ahondando en los derechos sociales, ha vuelto a pedir una mayoría más amplia en las urnas y ha considerado que el Gobierno la ha merecido y hay razones para justificar esa petición.

Razones como la consecución del pleno empleo, el desarrollo de las leyes de Igualdad y Dependencia, la ubicación de España entre los diez primeros países del mundo en investigación y desarrollo, y el combate del cambio climático.

Pero de entre todas las razones ha destacado el hecho de que el PSOE es el partido que mejor puede garantizar y reforzar la convivencia en España.

Por ello, Zapatero entiende que una mayoría más amplia serviría para "derrotar a la crispación" ya que ha dicho estar convencido de que ésta sólo se acabará si las elecciones del 9 de marzo "las pierden los crispadores y, además, las pierden con claridad".

Zapatero ha llamado a protagonizar una campaña en la que se respete al adversario y en la que el PSOE suponga "una alianza por el cambio".

"Ha llegado el momento de hablar alto y claro, pedir explicaciones, denunciar mentiras y afear conductas -ha dicho en alusión al PP- que han puesto la esperanza de su éxito en el fracaso de todos".

Además, ha invitado a los candidatos socialistas a aceptar todas las entrevistas que se les propongan y se ha dirigido a todos ellos para garantizarles: "no os voy a fallar".