Sábado, 12 de Enero de 2008

Irak aprueba la rehabilitación de los miembros del partido de Sadam

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·12/01/2008 - 14:37h

Cinco años después de que EEUU invadiera Irak encarnando el origen de todos los males del mundo en la piel de Sadam Husein, Bush celebra hoy la rehabilitación para la vida política iraquí de los antiguos miembros del partido Baath del dictador.

Esta medida fue aprobada hoy por el Parlamento mediante una ley que readmite a los colaboradores del régimen anterior en la vida política del país y que habían sido erradicados de la vida pública en marzo de 2003.

Fuentes parlamentarias aseguraron que 143 de los 275 diputados presentes en la Cámara votaron a favor de esta nueva ley, conocida con el nombre de "Interpelación y Justicia". Durante la administración estadounidense de Irak, que siguió a la caída de Sadam, se creó el organismo para la erradicación del partido Baaz para depurar los ministerios y las organizaciones gubernamentales de la influencia de dicho partido político.

Tras la votación, las fuentes explicaron que la nueva normativa distinguirá entre los que sólo fueron militantes simples u ocuparon cargos menores y los que ostentaron altos puestos directivos en la disuelta formación política.

En ese sentido, precisaron que los que no hayan perpetrado crímenes contra el pueblo iraquí podrán reincorporarse a sus antiguas ocupaciones gubernamentales, mientras que a los ex altos responsables se les mantendrá la prohibición de trabajar en las instituciones estatales.

La aprobación de la ley, que se produce después de varios meses de polémica y debate entre los diferentes bloques políticos de la Cámara, permitirá que decenas de miles de ex militantes del Baath normalicen su vida laboral. 

Un paso importante

Este hecho ha sido calificado por el presidente estadounidense George W. Bush como "un paso importante para Irak" desde Manama, capital de Bahrein, con motivo de una visita al rey de Bahrein, Hamad bin Isa Al Khalifa, enmarcada en la gira pacificadora del republicano.

Por su parte, Dana Perino, la portavoz de la Casa Blanca, destacó que su Gobierno acoge "muy positivamente" la medida ya que "muestra que los iraquíes están comprometidos con la resolución de los asuntos difíciles de la reconciliación".

Noticias Relacionadas