Sábado, 12 de Enero de 2008

Musa concluye su visita al Líbano sin lograr un consenso para poner fin a la crisis

EFE ·12/01/2008 - 15:06h

EFE - El primer ministro libanés, Fuad Siniora (d), conversa con el secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa, durante el encuentro que mantuvieron en Beirut, Líbano, el pasado miércoles.

El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, concluyó hoy su visita a Beirut sin lograr un consenso entre los lideres libaneses respecto a un plan que pretende poner fin a la crisis política que afecta al Líbano desde más de una año.

"No hay nada nuevo, pero creo que estamos en vías de una solución. No regresaría al Líbano si no hubieran cosas positivas. No soy optimista ni pesimista", afirmó Musa en una rueda de prensa en el aeropuerto de Beirut, antes de abandonar el Líbano.

El máximo jefe de la organización panárabe llegó a Beirut el martes pasado para tratar de convencer a los líderes políticos de que se adhieran al plan árabe que pretende resolver la crisis.

La iniciativa, que fue adoptada por los ministros árabes de Asuntos Exteriores el pasado fin de semana en el Cairo, pide la elección "inmediata" del jefe del ejército libanés, general Michel Sleiman, como presidente del país, la formación de un gobierno de unidad nacional y la elaboración de una nueva ley electoral.

Musa, que en su comparecencia ante los periodistas en el aeropuerto de Beirut adelantó que volverá al Líbano el miércoles próximo, explicó que "existen esperanzas" y que "los desacuerdos que hay son temporales, por lo que esperamos que surjan cambios en los próximo días, y que halla una solución".

En ese sentido, Musa dijo que desea que se produzca "una evolución (en las posiciones), y que se necesita ultimar los detalles (del plan). Hay oportunidades y ventanas que hay que abrir", subrayó.

Al se preguntado si Siria ha impedido llegar a un acuerdo en el Líbano, el responsable panárabe respondió que ese país "es parte de la iniciativa árabe, por lo que vamos a continuar trabajando con ella y Arabia Saudí".

Musa en su visita a Beirut se entrevistó con la mayoría de los líderes políticos del país, y dignatarios religiosos cristianos, musulmanes y drusos.

La falta de consenso entre los lideres de la mayoría parlamentaria y la oposición libanesa ha sido el principal escollo para superar la crisis política.