Archivo de Público
Viernes, 18 de Febrero de 2011

ENTREVISTA-Fundación Gates mejorará vacunas infantiles en China

Reuters ·18/02/2011 - 16:53h

Por Tan Ee Lyn y Donny Kwok

La Fundación Bill & Melinda Gates está ayudando a sus socios en China a mejorar las vacunas infantiles, a distribuir equipos de detección más rápida de la tuberculosis y a generar un arroz de mayor rendimiento que esperan pueda usarse más adelante en otras partes del mundo.

Ray Yip, el máximo representante de la fundación en China, dijo que estaban especialmente interesados en vacunas contra el rotavirus, que causa diarrea en los niños más pequeños, y la enfermedad neumocócica, generadora de neumonía.

"Estamos observando la posibilidad de trabajar con algunos (fabricantes chinos de vacunas) que están buscando salida global", dijo Yip a Reuters durante una conferencia sobre atención médica en Hong Kong.

"Su producción, calidad y capacidad sólo cumple el estándar chino. Si quieren ser globales y ayudar a Africa y otros países, necesitan ser llevados a ciertos estándares internacionales. Por ello estamos desarrollando programas que aceleren su programa de investigación y mejoren su capacidad de cumplir con los estándares internacionales", dijo Yip.

"Estamos invirtiendo para hacer un producto mejor y más económico", añadió.

Las vacunas contra el rotavirus fabricadas por GlaxoSmithKline y Merck y Sanofi Aventis son actualmente parte de los calendarios de vacunación infantil regulares de Estados Unidos y otros países desarrollados.

Pero el virus sigue causando la muerte de 400.000 niños por año en los lugares más pobres que no pueden pagar la vacuna.

Por su parte, la enfermedad neumocócica, que provoca meningitis, neumonía y sepsis, genera más de medio millón de muertes infantiles cada año en las naciones pobres del mundo.

Yip espera reducir los costos de la vacuna neumocócica a 5 dólares por dosis. Ahora, una aplicación cuesta alrededor de 100 dólares e inmunizar a un chico contra la enfermedad requiere tres dosis.

La fundación también está introduciendo en China herramientas mejores y más rápidas para diagnosticar tanto la tuberculosis convencional como la resistente a los fármacos.

Dos tercios del gasto anual de la Fundación Gates es para atención médica. En el 2010 el gasto total llegó a los 3.200 millones de dólares.

Además, la fundación está uniendo esfuerzos con socios agrícolas de China para diseñar arroz de mayor rendimiento con la esperanza final de que pueda plantarse en otros países en desarrollo. "Brindaría mayores rendimientos y sería menos dependiente de los fertilizantes", explicó Yip.

"Nuestro foco está en que China sea un socio que asista a otros países, ya sea en el desarrollo de mejores vacunas, en la administración de herramientas de diagnóstico o en un arroz de mejor rendimiento; esos son ejemplos", finalizó Yip.