Sábado, 12 de Enero de 2008

Los resultados preliminares auguran la victoria opositora en los comicios parlamentarios

EFE ·12/01/2008 - 10:22h

EFE - El candidato a la Presidencia taiwanesa por el gobernante partido DPP, Frank Hsieh (c), participa en un mitin electoral en Taipei (Taiwán) el lunes pasado.

Los resultados preliminares auguran la victoria del opositor Partido Kuomintang (KMT) en los comicios parlamentarios de hoy con el 51,74 por ciento de los votos, frente al 37,20 por ciento del gobernante Partido Demócrata Progresista (PDP).

Hasta el momento sólo se han escrutado 2.111 de los 14.377 colegios electorales, por lo que aún no es posible dar datos precisos sobre el número de parlamentarios obtenidos por los partidos isleños.

La participación electoral en los dos referendos anejos a los comicios parlamentarios ha sido baja, debido al boicot del KMT, y los datos actuales hacen improbable que se llegue al 50 por ciento necesario para que sus resultados sean válidos.

Un referéndum propuesto por el PDP busca recuperar los bienes obtenidos por el KMT en sus 55 años de gobierno en la isla, y otro presentado por el KMT quería abrir la posibilidad de juzgar a los presidentes en casos de corrupción.

La escasa participación en los referendos supone un mal augurio para la consulta popular sobre el ingreso en las Naciones Unidas de la isla bajo el nombre de Taiwán, que se celebrará el 22 de marzo, junto a los comicios presidenciales.

Este referéndum desencadenó amenazas chinas y la desaprobación de Estados Unidos y la Unión Europea, preocupados por una posible escalada de las tensiones en el estratégico estrecho de Formosa.

El nuevo sistema electoral parlamentario ha perjudicado a los partidos pequeños y ha favorecido la creación de un sistema bipartidista, y hasta el momento ni la independentista Unión Solidaridad de Taiwán ha obtenido el mínimo del 5 por ciento necesario para acceder al reparto de escaños.

El PDP presentó los comicios como una elección entre China y Taiwán y apeló al nacionalismo isleño, tachando al opositor Kuomintang (KMT) como corrupto, antidemocrático y dispuesto a venderse a China.

La oposición criticó al PDP por su mal manejo de la economía y por los numerosos casos de corrupción en los que se han visto envueltos sus militantes y gobernantes, incluyendo familiares del presidente Chen Shui-bian.

El Parlamento elegido tendrá sólo 113 escaños, 73 elegidos directamente en distritos uninominales, 24 en proporción al voto nacional de los partidos y seis aborígenes.