Sábado, 12 de Enero de 2008

Las bolsas europeas cierran la semana con caídas medias del 1 por ciento

EFE ·12/01/2008 - 13:05h

EFE - Vista de una pantalla con las cotizaciones en la Bolsa de Madrid.

Las bolsas europeas mantuvieron las pérdidas y acumularon esta semana unas caídas medias del 1 por ciento, por temor a que la inestabilidad financiera vaya a lastrar el crecimiento.

El retroceso bursátil en Europa fue más moderado que en la primera semana del año, cuando los principales índices cedieron un 3 por ciento.

El ambiente de cautela e incertidumbre continuó en los mercados europeos de renta variable, tras el anuncio del jueves del Banco Central Europeo (BCE) de dejar en el 4 por ciento los tipos de interés en la zona del euro y por las advertencias sobre las presiones al alza para la estabilidad de precios.

Además, el presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, señaló un notable recorte de los tipos de interés en EEUU (actualmente en el 4,25 por ciento) al mostrar su preocupación acerca de la situación económica del país.

El índice EuroSTOXX 50, que aglutina los principales valores de la zona del euro, cerró el viernes con una bajada del 1 por ciento con respecto a la semana anterior, en 4.225,31 puntos.

En Londres, el FTSE 100 bajó un 2,3 por ciento, hasta los 6.202 enteros, en comparación con la semana anterior, mientras el CAC 40 de París cerró en 5.371,41 puntos, un 1,4 por ciento menos que la semana anterior.

El DAX 30 de Fráncfort perdió un 1,2 por ciento semanal, hasta 7717,95 puntos y el IBEX 35 español cerró la semana con un retroceso del 1 por ciento, hasta 14.458 enteros.

La semana bursátil empezó con ganancias y los mercados de valores europeos se recuperaron de las pérdidas que habían registrado el viernes anterior debido a la incertidumbre sobre la economía estadounidense tras conocerse unas cifras económicas débiles.

Los parqués europeos volvieron a cerrar con leves subidas el martes, una jornada en la que se mantuvieron los temores sobre una posible recesión en EEUU y la cautela a la espera de la primera reunión del año del consejo de gobierno del BCE para tratar la política monetaria de la zona del euro el jueves.

El miércoles se registraron pérdidas, como resultado de las nuevas preocupaciones de los operadores por la situación económica de EEUU, apoyadas principalmente por las previsiones del banco de inversión Goldman Sachs de que la economía estadounidense entrará en recesión a mitad de año.

El jueves continuaron las bajadas en los mercados de valores del Viejo Continente, después de que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, advirtiera de las fuertes presiones inflacionarias en la zona del euro y mostrara la disposición de la entidad a hacerles frente, lo que significa que podría subir los tipos de interés.

La jornada del viernes estuvo carente de impulsos y en la sesión de tarde de los parqués europeos apenas tuvo repercusión la caída de la bolsa de Wall Street tras la publicación de algunas cifras macroeconómicas en EEUU.

El déficit comercial estadounidense fue algo más alto de lo esperado y alcanzó el pasado noviembre los 63.100 millones de dólares (42.645 millones de euros), frente a los 59.800 millones de dólares (40.407 millones de euros) previstos por los analistas.

El sector de bancos europeo bajó esta semana un 2,4 por ciento influido por noticias negativas como la posibilidad de que el banco estadounidense Merrill Lynch vaya a sufrir pérdidas mayores de lo previsto relacionadas con las hipotecas de alto riesgo.

El precio del barril de petróleo Texas costaba el viernes 93,11 dólares en el mercado de Nueva York, mientras que el Brent llegaba a los 90,86 dólares en Londres.