Sábado, 12 de Enero de 2008

Rusia proseguirá consultas con EEUU sobre el despliegue de escudo antimisiles

EFE ·12/01/2008 - 12:32h

EFE - El viceministro de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa, Serguei Kisliak, en una imagen de archivo.

Rusia aseguró hoy que proseguirá las consultas con Estados Unidos sobre el despliegue de elementos del escudo antimisiles norteamericano en Europa, planes que Moscú considera una "amenaza directa" para su seguridad.

"Aún no hay una fecha concreta, pero puedo asegurar que las consultas tendrán lugar durante la Primavera", señaló Serguéi Kisliak, viceministro ruso de Asuntos Exteriores, a la agencia Interfax.

Como ocurriera en octubre del pasado año en Moscú las consultas se celebrarán según el formato 2+2 (ministros de Exteriores y Defensa por parte rusa y secretaria de Estado y jefe del Pentágono por parte estadounidense).

Rusia calificó a finales del pasado año como un "paso atrás" la última propuesta estadounidense sobre el escudo antimisiles, ya que no contempla garantías de que este no representará una amenaza directa para la seguridad rusa.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, que mantuvo en noviembre consultas sobre el escudo en Washington, criticó el hecho de que EEUU insista en que "sus planes de despliegue del escudo antimisiles en Europa estén relacionados con las amenazas por parte de Irán".

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Estados Unidos, George W. Bush, han valorado positivamente las consultas bilaterales sobre el escudo y destacado la "utilidad de dicho mecanismo bilateral a la hora de tratar en detalle los problemas de carácter estratégico más actuales".

Rusia desea que EEUU congele sus planes mientras ambos países mantengan consultas, a las que querría que se sumaran los países de la OTAN, aunque Washington no parece dispuesto a ello.

El presidente ruso propuso en junio de 2007 a Bush la utilización conjunta del radar azerbaiyano de Gabalá, que se encuentra a unos 200 kilómetros de la frontera iraní.

Además, también le planteó la posibilidad de compartir otra estación que Rusia está construyendo cerca del mar Negro.

Washington no descarta el uso conjunto de Gabalá, pero niega que éste sea una alternativa al escudo, cuyo objetivo declarado es defenderse de posibles ataques con misiles por parte de regímenes denostados como Irán o Corea del Norte.

Por otra parte, Kisliak calificó hoy de "franca" la reunión mantenida esta semana en Varsovia con el jefe de la diplomacia polaca, Radoslaw Sikorski, que se centró en el escudo estadounidense.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, aseguró esta semana que su país sólo aceptará acoger el escudo antimisiles de EEUU si Washington refuerza, a cambio, la seguridad del país. EFE