Archivo de Público
Martes, 15 de Febrero de 2011

¿Los doctores jóvenes reconocerán el melanoma?

Reuters ·15/02/2011 - 15:01h

Por Fran Lowry

Los estudiantes de cuarto año de medicina, por lo menos los de la University of Illinois en Chicago, no son muy eficientes en la detección de melanomas, el cáncer de piel más grave, informó un equipo de esa facultad en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Tras revisar a actores con un melanoma simulado a la vista, pero que consultaban por síndrome de túnel carpiano, menos de un cuarto de los 190 estudiantes detectaron la lesión y recomendaron tratamiento, según la doctora Claudia Hernández.

"El melanoma es muy raro y es común que los estudiantes de medicina pasen cuatro años sin ver uno real. Sabemos que los estudiantes no están confiados en la realización de las revisaciones de piel y, en este estudio, quisimos conocer cuán eficientes eran en la detección de melanomas", dijo a Reuters Health.

Los estudiantes atendieron a los actores durante una prueba con pacientes simulados para evaluar sus habilidades clínicas.

La lesión ficticia medía 3-4 mm de diámetro y estaba en el segundo dedo de la mano de los actores. "La lesión era como un tatuaje muy real, pero es más que un tatuaje porque es más grueso y tiene textura", explicó Hernández.

Los actores, que decían sentir un dolor en la muñeca, habían recibido entrenamiento con un dermatólogo para responder sobre los síntomas y antecedentes del melanoma simulado.

Cincuenta y seis estudiantes advirtieron la lesión, pero 13 no lo conversaron con el paciente ni lo registraron por escrito.

De los 43 estudiantes que advirtieron la lesión y aconsejaron un seguimiento o una biopsia, sólo uno intentó observar si los pacientes tenían glándulas linfáticas inflamadas y uno examinó otras áreas de la piel del pseudopaciente para detectar otras manchas inusuales.

Ningún estudiante ofreció realizar un examen completo de piel.

Los estudiantes que recomendaron un seguimiento también preguntaron si la lesión había cambiado y si tenían síntomas. "Esas son las dos preguntas más importantes, por lo que ese fue un hallazgo positivo", señaló Hernández.

Los resultados son poco alentadores porque el mensaje de tomar conciencia de los peligros del cáncer de piel, en especial del melanoma, no estaría llegando a los estudiantes y, por lo tanto, a la población. Se necesita más trabajo educativo para que los estudiantes de medicina diagnostiquen a tiempo el melanoma y evalúen a los pacientes.