Sábado, 12 de Enero de 2008

Los comicios parlamentarios finalizan sin incidentes y con alta participación

EFE ·12/01/2008 - 10:22h

EFE - El candidato a la Presidencia taiwanesa por el gobernante partido DPP, Frank Hsieh (c), participa en un mitin electoral en Taipei (Taiwán) el lunes pasado.

Los colegios electorales de Taiwán cerraron hoy a las 16.00 hora local (08.00 GMT), tras una jornada marcada por la normalidad, el buen tiempo y una participación más alta de lo esperado.

Algunos votantes encontraron complicado el formato de los comicios, en los que se debían depositar cuatro papeletas en otras tantas urnas, dado que no sólo se votaba por el nuevo Parlamento sino también por dos referendos.

El llamamiento del opositor Partido Kuomintang (KMT) a boicotear los dos referendos, uno referido a la devolución de sus bienes y otro propuesto por el mismo KMT para permitir el juicio de dirigentes corruptos, fue seguido por numerosos votantes.

Una participación en los referendos de menos del 50 por ciento del electorado los invalidaría.

El KMT justificó su boicot como protesta por la imposición del voto conjunto en la misma sala para las elecciones parlamentarias y los referendos, "que afecta al derecho a no participar", ya que todos pueden observar si se recogen o no las papeletas.

Las dos consultas populares preparan el controvertido referéndum sobre el ingreso de la isla en las Naciones Unidas, que no sólo ha sido estigmatizado por China, sino que también ha recibido fuertes críticas en Washington y la Unión Europea, por su potencial desestabilizador.

Los taiwaneses eligieron un nuevo Parlamento, con sólo 113 escaños en vez de los 225 anteriores y una mandato extendido de tres a cuatro años.

Los sondeos dan como favorito al KMT, que si obtiene una mayoría de dos tercios podrá reformar la Constitución y dar marcha atrás en las políticas independentistas del actual Gobierno.

Una victoria electoral del KMT se interpretaría como señal de que la oposición también obtendrá la Presidencia en los comicios del 22 de marzo y llevaría a la mejora de los lazos con China y a la liberalización de los lazos económicos y comerciales entre Taipei y Pekín.

El gobernante Partido Demócrata Progresista (PDP) presenta los comicios como una opción entre el KMT al que acusa de querer "vender Taiwán" a China y el sendero independentista del presidente Chen Shui-bian.