Archivo de Público
Lunes, 14 de Febrero de 2011

Los antiinflamatorios agravarían los resultados de la neumonía

Reuters ·14/02/2011 - 16:32h

Por Karla Gale

Algunas desventajas importantes anularían los efectos antipiréticos y analgésicos de los antiinflamatorios no esteroides (AINE) al comienzo de una infección respiratoria baja grave, sostiene un equipo de Francia.

Y eso retrasaría el diagnóstico de la neumonía adquirida en la comunidad y las complicaciones más comunes.

El equipo de Muriel Fartoukh observó que los pacientes con neumonía adquirida en la comunidad tratados con AINE eran cinco veces más propensos a desarrollar empiema pleural o cavitación pulmonar que los pacientes que no recibieron AINE.

Esos fármacos duplicaron el riesgo de bacteremia, según publica el equipo en la revista Chest.

El estudio se realizó en el lugar de trabajo de los autores, el Hospital Tenon de París, entre el 2002 y el 2006.

Los 90 pacientes ingresaron a la unidad de terapia intensiva (UTI) o la unidad de cuidados intermedios asociada. Se excluyeron pacientes con otras enfermedades graves o bajo tratamiento prolongado con AINE o esteroides.

Treinta y dos pacientes (el 36 por ciento) habían tomado AINE solo o con antibióticos durante cinco días antes de la derivación. A 16 pacientes se les habían indicado únicamente antibióticos antes de la internación.

El estudio demuestra que los pacientes tratados con AINE tendieron a ingresar al hospital en un estado no tan grave, según escalas de evaluación fisiológica (SAPS II) y de determinación de una falla orgánica-sepsis (SOFA). Pero tenían mayor prevalencia de dolor torácico y síndrome pleural, además de infiltrado multilobular y efusiones pleurales por radiografía.

Se registró la causa de la neumonía en tres cuartos de los pacientes; la mayoría era por Streptococcus pneumoniae, seguida de Legionella y de Pseudomonas aeruginosa. Se identificaron cuatro casos polimicrobianos.

Para el equipo, las causas fueron similares sin importar el uso o no de AINE. En los dos grupos, el uso prehospitalario de antibióticos fue adecuado en menos de la mitad de los casos.

En los pacientes sin tratamiento antibiótico antes de la hospitalización, la bacteremia fue más común en el grupo tratado con AINE (un 69 frente a un 27 por ciento). Los AINE también estuvieron asociados con un aumento de la tasa de empiema pleural y cavitación pulmonar (un 37,5 versus un 7 por ciento).

Tras un análisis de variables múltiples, la exposición a los AINE fue el único vaticinador independiente de complicaciones pleuropulmonares y de enfermedad invasiva ante la falta de terapia prehospitalaria con antibióticos.

Los AINE prolongaron significativamente la terapia antimicrobiana y tendieron a extender la internación en la UTI y en el hospital.

FUENTE: Chest, 2011