Sábado, 12 de Enero de 2008

El Barça, de nuevo sin Ronaldinho ni Deco, ya no puede perder más comba

EFE ·12/01/2008 - 09:12h

EFE - El entrenador del F.C. Barcelona, Frank Rijkaard, durante la rueda de prensa que ofreció ayer tras el entrenamieneto que realizó la plantilla blaugrana.

El nuevo Barça, sin Ronaldinho ni Deco y con problemas en la posición de mediocentro, se pondrá a prueba ante un Murcia que nunca ha ganado en el Camp Nou con la imperiosa necesidad de sumar una victoria para no perder aún más la estela del líder.

Además, Rijkaard tiene previsto dar descanso a alguno de sus jugadores titulares, que los piensa reservar para la vuelta de la Copa ante el Sevilla tras el 1-1 del Ramón Sánchez Pizjuán.

Después de que se haya quejado tras el encuentro ante los hispalenses del rendimiento de tres jugadores, el holandés realizará variaciones en defensa y en la media.

La baja de Edmilson, lesionado en Sevilla, y la de Touré Yayá, que se encuentra convocado por Costa de Marfil para disputar la Copa de África, suponen un quebradero de cabeza para Frank Rijkaard, quien sólo dispone de Rafael Márquez para ocupar esta posición.

El mexicano jugó hace unas temporadas en la posición de mediocentro defensivo y lo hizo con éxito, pero últimamente ha lucido en el eje de la defensa, donde se ha hecho con un puesto al lado del argentino Gabi Milito.

Además, el pase de Márquez a esa posición supondrá un movimiento correlativo de fichas. Carles Puyol, asiduo del lateral derecho en los últimos partidos, podría descansar; Thuram sería el acompañante de Milito en el eje, mientras que el italiano Gianluca Zambrotta es el único lateral derecho que le queda en nómina a Rijkaard.

Todo apunta a que Xavi o Iniesta descansarán. Ninguno de los dos pasa por su mejor momento y además Rijkaard ya ha anunciado que reservará efectivos. Por ese motivo, el islandés Gudjohnsen podría tener su oportunidad.

En la delantera, Rijkaard no realizará variaciones con respecto de la presentada ante el Sevilla. Eto'o, Henry y Giovani jugarán de inicio, mientras que Bojan Krkic podría tener unos minutos en función de cómo transcurra el partido.

Después de la derrota ante el Real Madrid, el Barça volverá a disputar un partido liguero en su campo. Acostumbrado a jugar sin Ronaldinho, el equipo intentará crecer con un estilo diferente, con un fútbol de más presión y sacrificio, consciente de que no puede fallar más.

El Real Murcia, equipo que nunca ha sido capaz de ganar en el Nou Camp, tratará de sorprender mañana sábado al Barcelona para seguir alejándose de los puestos de descenso a Segunda y para ello no podrá contar con los centrocampistas Francisco Gallardo y el uruguayo Mario Regueiro.

Este encuentro le llega en un buen momento al conjunto grana, que ocupa el noveno puesto, una muy meritoria clasificación para un equipo que el año pasado ascendió y cuyo objetivo es permanecer en la categoría.

El triunfo logrado el domingo ante el Osasuna (2-0) hace que el club grana sume ya 22 puntos y esté a cuatro de las posiciones de castigo y además permite igualar el número de victorias (cinco) que el conjunto murcianista obtuvo en su última comparecencia entre los grandes del fútbol español, la temporada 2003/2004, que se cerró con el descenso a falta de cinco jornadas para el final.

El entrenador grana, Lucas Alcaraz, tiene las bajas de los lesionados Gallardo y Regueiro y la duda del brasileño Rosinei, centrocampista fichado en el mercado de invierno y cuyo pase internacional todavía no ha sido enviado por la Confederación Brasileña de Fútbol.

En el club se confía en que llegue en las próximas horas y por ese motivo ha sido incluido en la convocatoria de jugadores que viajarán esta tarde hacia tierras catalanas.

En la relación de citados también se encuentra el defensa francés Stephane Pignol, casi dos meses después de haber resultado lesionado, aunque podría ser el descartado si Rosinei recibe el esperado pase.

En cuanto a la alineación, se prevé que Juan Cruz Ochoa vuelva al centro de la defensa tras haber cumplido un partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas, lo que propiciará que César Arzo salga del once; y que Quique de Lucas entre en el centro del campo ocupando la vacante que deja Regueiro.

Por lo demás, estarán los habituales, por lo que Alcaraz mantendrá a dos jugadores en la punta del ataque -el sueco de origen eritreo Henok Goitom y el brasileño Fernando Baiano-.

Así pues, la apuesta del técnico granadino, en principio, podría ser considerada atrevida en un campo de tanta exigencia como el Nou Camp, pero a pesar del dibujo táctico Alcaraz suele inculcar a su equipo un marcado carácter defensivo y la disciplina táctica está por encima de cualquier otro aspecto, tal y como seguramente se verá sobre el césped del coliseo azulgrana.

"Habrá fases del partido en las que nos costará trabajo contener al Barcelona, por lo que hay que ser fuertes defensivamente, pero también tener iniciativa e intentar hacer cosas ofensivamente, pues hará falta conseguir al menos un gol para obtener algo positivo en el Nou Camp", indicó.

Alcaraz añadió que buena parte de lo que ocurra mañana "dependerá del ritmo" que tengan y de que recuperen "el balón, pues enfrente habrá jugadores determinantes, ya que el Barcelona es el equipo que más futbolistas tiene con posibilidad de desbordar y salga al campo uno u otro, será más o menos igual. Por eso, más que el rival me preocupa mi equipo y lo que seamos capaces de hacer", dijo.

Alineaciones probables:

FC Barcelona: Víctor Valdés; Zambrotta, Thuram, Milito, Abidal, Márquez, Xavi, Gudjohnsen, Giovani, Henry y Eto'o.

Murcia: Notario; De Coz, Ochoa, Álvaro Mejía, Paco Peña; Pablo García, Movilla, De Lucas, Abel; Goitom y Baiano.

Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés)

Campo: Camp Nou.