Viernes, 11 de Enero de 2008

Diez tecnologías que nos cambiarán la vida

Propuestas del CES, la mayor feria de electrónica, que acaba de celebrarse en Las Vegas

BLANCA SALVATIERRA ·11/01/2008 - 23:15h

Presentación de Microsoft Surface en el CES de Las Vegas.

El CES (Consumer Electronic Show), que acaba de concluir en Las Vegas (EEUU), se ha convertido en una feria imprescindible para conocer las tendencias que llegarán al hogar en los próximos años. Con más de 2.700 empresas exponiendo unos 20.000 productos, es difícil que algo se quede en el tintero. La edición de este año no ha estado exenta de críticas. Con una economía estadounidense que muestra claro síntomas de debilidad, la mayor parte de los productos que han podido verse en la feria están alejados del consumidor debido a su precio prohibitivo. 

Los fabricantes se defienden afirmando que, por un lado, que ellos aprovechan este tipo de ferias para mostrar tendencias de futuro, y no el producto más inmediato. Por otro, el CES es una de las mejores ferias del mundo, y ha sabido mantenerse a medio camino entre las tecnologías que difícilmente tendrán una aplicación doméstica en los próximos tres años y los dispositivos más asequibles.

El CES resulta un buen escaparate para asomarse a las pantallas más grandes, los ordenadores más pequeños o las conexiones más rápidas. Los usuarios tardarán años en poder adquirir esos dispositivos, y los fabricantes, en comercializarlos de forma masiva debido a su elevado precio. Aún así, merece la pena echar un vistazo. Son ferias como ésta las que marcan el punto de partida hacia las tecnologías del futuro.

Internet como clave
Más allá de nuevos dispositivos, Internet se ha constituido como la clave de todos los desarrollos, como el motor central que hace avanzar a los fabricantes. Paul Otellini, el presidente de Intel, el mayor fabricante de procesadores del mundo, remarcó durante su discurso en el CES que la unión de la Red con los distintos aparatos era una fusión capaz de "trastocar la vida cotidiana". La muestra de este este año es una prueba de ello. Aunque los dispositivos evolucionan por sí mismos en cuanto a diseño y prestaciones, Internet se ha definido como el punto que puede abrir nuevos caminos en su aplicación doméstica.

El hogar interconectado y los servicios móviles se afianzan como algo más que los enunciados de un visionario. La integración de la Red con las consolas y la capacidad de navegar desde el televisor en una pantalla plana de grandes dimensiones, con discos duros conectados que leen múltiples formatos, mientras se tiene acceso a trabajo y entretenimiento en los dispositivos móviles, es una realidad.

Ahora resta trabajar sobre interfaces sencillas que mejoren la interacción de los dispositivos, y abaratar su precio. Cuantos más servicios web se lancen, más habrá que trabajar para integrarlos en los nuevos dispositivos domésticos. Conceptos como "el más grande", "el más rápido", "el más delgado" o "el más ligero" son sólo las carcasas que sirven de soporte a los servicios capaces de ofrecer.

1. Los ordenadores no tendrán teclado
Microsoft Surface es un ordenador que la compañía ya anunció el año pasado y que ha vuelto a presentar en esta edición del CES. Surface se maneja con las manos y no necesita teclado; el usuario interactúa con el PC gracias a una pantalla táctil. Durante su presentación, Bill Gates diseñó una tabla de snowboard, e incluso escribió la palabra "Bill" en ella. El concepto del ordenador sin teclado, en todo caso, no es exclusivo de Microsoft. El verano pasado se presentó un aparato, Chumby, a caballo entre televisión interactiva y ordenador.

2. El hogar del futuro estará totalmente conectado
Una cama inteligente, que controla la temperatura y los movimientos del cuerpo, puede cambiar de posición si intuye que el usuario no está durmiendo bien. Pero el hogar del futuro tiene otras características, y menos caras (esta cama cuesta entre 20.000 y 50.000 dólares). Logitech ha presentado un mando a distancia llamado Harmony One con pantalla táctil a color para controlar todos los aparatos de la casa. Puede ser muy útil para usar de forma única todos los dispositivos conectados al televisor pero, si se dispone de una casa domótica, también se puede configurar para, por ejemplo, subir y bajar las persianas.

3. Pantallas planas y cada vez más grandes
Panasonic ha presentado el, por ahora, televisor de plasma más grande del mundo. Life Screen mide 150 pulgadas o, lo que es lo mismo, casi cuatro metros de diagonal. Sharp, por su parte, ha presentado el televisor más grande con formato LCD, de 108 pulgadas. Estas presentaciones no implican que estas pantallas vayan a comercializarse de forma masiva (al menos, para los salones españoles), pero sí que los usuarios ya consideran las pantallas planas como algo cotidiano, y que sólo falta una reducción en el precio de las mismas para que empiecen a venderse mayoritariamente las de gran formato.

4. Los televisores pueden ser aún más delgados con OLED
Sony ha apostado por la tecnología OLED, que posibilita pantallas delgadísimas y más luminosidad que la que ofrecen el plasma y el LCD. El XEL-1 será el primer televisor OLED que llegará al mercado norteamericano, mide 11 pulgadas, tiene tres milímetros de grosor y rondará los 1.700 euros. En la feria también han mostrado un prototipo de 27 pulgadas y 11 milímetros de grosor. Pese al espectacular resultado, los fabricantes aún tienen que mejorar estas pantallas. Su coste de fabricación es elevado (lo que se traduce en un precio casi prohibitivo para el usuario), y su vida útil es más reducida que la del LCD y plasma.

5. Ver una película en el cristal de las gafas
Parece una historia de ciencia ficción, pero ver una película en el cristal de las gafas desde el reproductor portátil podría estandarizarse antes de lo esperado. Así, los usuarios no tendrán que preocuparse del tamaño de la pantalla nunca más. Aunque ya ha habido varias propuestas de videogafas, lo llamativo de las que ha presentado Myvu, además de que no convierten a la persona que las lleva en un cyborg, es que su precio rondará los 300 euros. Comercializarán varios modelos, con diseño deportivo y gafas de sol, y de diferentes colores. El sistema incluye sus propios auriculares.

6. PC ultra portátiles y de precio reducido
Asus ha llevado a la feria su portátil la segunda versión de su portátil Eee PC. La primera entrega pesaba menos de un kilo e incorporaba Linux como sistema operativo preinstalado. Con pantalla de siete pulgadas, su precio ronda los 270 euros, lo que lo ha convertido en una alternativa ideal para los que necesitan movilidad y no demasiados recursos. En su última versión, de la que se desconoce aún el precio y la fecha de comercialización, Asus le ha incorporado la tecnología WiMAX (transmisión inalámbrica de datos), ha hecho crecer la pantalla hasta las ocho pulgadas y le ha añadido mayor velocidad de proceso.

7. Pilas de combustible para coches más eficientes
Los coches también han tenido su hueco en la feria. En este caso, con los sistemas y tecnologías para reducir su consumo de combustibles fósiles o para sustituirlos. Entre estos últimos ha destacado la pila de combustible exhibida por General Motors. Vehículos alimentados por hidrógeno ya circulan por las calles de Nueva York en un ensayo de este sistema. Menos ambicioso, pero más efectivo a corto plazo, es el conjunto de sensores diseñados por MTECH. Instalándolos en el tanque de gasolina, el radiador y el filtro de aire, se consigue mejorar la eficiencia del motor y reducir el consumo de gasolina en un 15%.

8. USB 3.0, traslado de información a toda velocidad
Sin perder de vista la llegada del Wireless USB, el CES ha acogido los esbozos de la tercera versión del USB. La especificación se está terminando y, aunque es probable que se retrase, las previsiones más optimistas apuntan al final del año como el momento en el que saldrán los primeros productos que lo incorporan.
Ofrecerá velocidades de conexión de hasta 4,8 Gb (diez veces más veloz que el actual USB 2.0) y, como sucedió con anterioridad, será compatible con las versiones 1.0 y 2.0. Con la llegada del USB 3.0 será posible trasladar un archivo de unos 600 MB en aproximadamente un segundo.

9. La telefonía móvil apuesta por los servicios
Motorola ha aprovechado la feria para presentar de forma oficial su ROKR E8, el terminal que pretende plantar cara al iPhone. No obstante, los expertos apuntan a que el verdadero futuro de la telefonía móvil no está en la forma de los terminales, sino en los servicios que incorporan. Música, vídeo, correo electrónico, chat o Internet de alta velocidad (HSDPA) son propuestas que ya existen, pero que no se estandarizan debido a su coste. Empresas como Yahoo y Google adaptan sus servicios a los teléfonos móviles, mientras los fabricantes lanzan terminales que resulten cómodos en la navegación.

10. La memoria de un gigante en dispositivos enanos
En el terreno de las memorias, el ganador es Sandisk. El fabricante ha presentado un MP3 con memoria flash de 32 GB, el Sansa View. Disponible el mes que viene, es el único, junto a otro de la compañía Creative, que ha conseguido tal capacidad de almacenamiento usando memoria flash. Los fabricantes de MP3 con disco duro, como Apple, tienen ahora un problema.
Con la misma tecnología, también ha presentado tarjetas microSD pensadas para cámaras, videocámaras, móviles y reproductores. A pesar de su minúsculo tamaño, alcanzan los 8 GB de capacidad.

La lucha de la alta definición se acerca a su fin, o eso parece

Esta edición del CES se ha visto marcada por lo que algunos interpretan como el fin de la lucha entre los dos formatos de alta definición que aspiran a convertirse en el sucesor del DVD: el HD-DVD de Toshiba y el Blu-ray de Sony. Warner anunció durante la feria que, a partir de mayo, lanzará sus películas exclusivamente en Blu-ray, una decisión que los expertos consideran un punto y final en la pugna. A ello se suma que Paramount y NBC Universal, que inicialmente habían apoyado sólo al HD-DVD, ahora se abrirán también al formato de Sony.

Las voces más críticas con esta guerra dual han recibido con esperanza el anuncio de Warner. Ya que cada uno de sus fabricantes apuesta por su formato y no parecen tener ganas de dejar de luchar, serán los estudios de Hollywood los encargados de acabar con la guerra. Estos planifican sus ventas y, si sólo queda un competidor, es probable que los usuarios se animen a cambiar el DVD por el formato vencedor. Especialmente significativa ha sido la respuesta de Microsoft, que apostó por el formato de Toshiba desde sus orígenes y en los últimos días no ha cerrado la puerta al de Sony.

Mientras tanto, otros auguran que será Internet el único ‘formato' capaz de acabar con la lucha de la alta definición. La operadora estadounidense Comcast ha anunciado un servicio de conexión a 100 megabits que podría ver la luz en 2009. Su lanzamiento supondría nuevas posibilidades de descarga de contenidos en línea, y por tanto la desaparición de los formatos físicos.